Vulnerabilidad no es debilidad

Cuando hablamos de grupos vulnerables muchos piensan que nos referimos exclusivamente a personas débiles y no es así. Según el RAE, se refiere a “Que puede ser vulnerado o dañado física o moralmente”, probablemente pasará o quizás no.

Los “vulnerables” tienen fortalezas y son productivos para nuestra sociedad más allá de las carencias que quizá enfrentan. Hay quienes son más sensibles y otros más fuertes, pero tienen capacidad para estudiar, asimilar, proponer, trabajar, liderar y hacer lo que se planteen y ser proactivos.

Usamos el término vulnerable como carretilla, y a veces suena trillado. Es una palabra que he usado y a la vez rechazado; y estoy en la lucha interna por aceptar y abrazar. Vulnerabilidad también es reconocer que somos seres humanos sensibles y necesitamos no sólo de ayudas técnicas o leyes que nos protejan, sino de personas que nos comprendan, acepten y ayuden desde el corazón y no sólo desde el deber.

Como persona con discapacidad -desde los dos años- crecí y me formaron con la idea de ser independiente, lo que está bien. Ahora, con el paso de los años me cuesta aceptar que no tengo que llevar esta realidad sola, lucho cada día para aceptar ayuda, un brazo amigo, un consejo, o admitir que no me funciona hacer todo lo que quiero.

Hay que aceptar que todos, absolutamente todos, somos o seremos vulnerables en algún momento. La edad avanzada, un accidente, una pérdida familiar o una enfermedad, son situaciones que nos exponen y hay que enfrentar la realidad desde la razón y el corazón.

No veamos a los “vulnerables” como una cifra, un caso, una lejana situación, somos un hoy, personas con sentimientos e inquietudes. Antes de fallecer el paciente chino que supuestamente tenía coronavirus, fue tratado en redes sociales como un objeto no un sujeto con una vida, una familia, una esperanza. Lamentable.

Ante este contexto, afirmo que la vulnerabilidad no es una debilidad. Es una oportunidad de hacer cosas nuevas, de descubrir fortalezas, de iniciar de cero, y triunfar.

Hay miles de personas vulnerables que son ejemplo de vida. Unos más conocidos, otros seres anónimos con historias maravillosas. Admiro a Nick Vujicic, quien nació sin extremidades; Bethany Hamilton quien perdió un brazo por mordida de tiburón y nunca dejó de surfear; Turia Pitt, deportista que se quemó en un incendio forestal y sigue haciendo deporte y siendo una luchadora. Y en Ecuador he conocido a decenas de personas a quienes admirar.

La próxima ocasión que veas a alguien vulnerable, no le tengas pena, dale una oportunidad si la necesita, ya sea de trabajo, estudio o amistad.

Votos 0
Enviadme un correo electrónico cuando las personas hayan dejado sus comentarios –

¡Tienes que ser miembro de Anundis.com :: Discapacidad :: Red Social para agregar comentarios!

Join Anundis.com :: Discapacidad :: Red Social