* UNA ANÉCDOTA DE VIDA PARA VENCER EL MIEDO A LAS PERSONAS*

UNA ANÉCDOTA DE VIDA PARA

VENCER EL MIEDO A LAS PERSONAS.


Déjame contarte una pequeña anécdota

de la vida de Irving Ben Cooper,

para vencer el miedo a otra persona,

donde se resalta una importante reflexión

para que siempre recuerdes

que la victoria está en nuestro interior.


CÓMO VENCER EL MIEDO A OTRA PERSONA

Irving Ben Cooper, fue uno de los jueces más respetados de los Estados Unidos.

Sin embargo, eso estaba muy lejos de lo que el joven Ben Cooper pensaba que iba a ser en su juventud.


Ben se crio en un barrio casi bajo de St. Joseph, Missouri.

Su padre era un sastre inmigrante que ganaba muy poco dinero. Muchos días no había suficiente para comer.

Para calentar la pequeña casa, Ben solía tomar un cubo y bajar a las vías del tren que iban por allí cerca.

Allí recogía trozos de carbón.

Ben se avergonzaba de tener que hacerlo.

A menudo procuraba dar un rodeo por calles poco transitadas para que los niños de la escuela no lo vieran
Pero ellos lo veían con frecuencia.

Había una banda de muchachos en concreto que se complacía especialmente en tender emboscadas a Ben y golpearle cuando regresaba a casa.

Le esparcían el carbón por la calle y él regresaba a casa llorando.

De este modo, vivía en un estado más o menos permanente de miedo y de desprecio de sí mismo.


LA MEJOR FORMA DE SUPERAR

EL MIEDO A OTRAS PERSONAS

Algo ocurrió, tal como tiene que ocurrir siempre que rompemos el esquema de la derrota.

La victoria que llevamos en nuestro interior no se manifiesta hasta que estamos preparados.

Ben se sintió impulsado a emprender una acción positiva tras la lectura de un libro.

Era La lucha de Robert Coverdale, de Horatio Alger.

En dicho libro, Ben leyó las aventuras de un joven que se enfrentaba como él a grandes dificultades, pero que las superaba con el valor y la fuerza moral que Ben deseaba poseer.

El muchacho leyó todos los libros de Horatio Alger que pudo conseguir que le prestaran.

Mientras los leía, se identificaba con el papel del héroe.

Se pasó todo el invierno en la fría cocina, leyendo historias de valor y éxito y absorbiendo de forma inconsciente una Actitud Positiva.

Algunos meses después de haber leído el primer libro de Horatio Alger, Ben Cooper se estaba dirigiendo una vez más a las vías del tren.

Vio a lo lejos tres figuras ocultándose

detrás de un edificio.

Su primer impulso fue el de dar

media vuelta y echar a correr.

Entonces recordó el valor que había admirado en los héroes de sus libros y, en lugar de dar media vuelta, su mano agarró con más fuerza el cubo de carbón mientras seguía avanzando como si fuera uno de los héroes de Horatio Alger.

Fue una lucha brutal.

Los tres muchachos se abalanzaron simultáneamente sobre Ben.

El cubo se le cayó y él empezó a agitar los brazos con una decisión que tomó por sorpresa a los matones.

La mano derecha de Ben golpeó los labios y la nariz de uno de los muchachos… y su mano izquierda le golpeó el estómago.

Para asombro de Ben, el muchacho dejó de luchar, dio media vuelta y se alejó corriendo.

Entretanto, los otros dos muchachos seguían golpeándole y propinándole patadas.

Ben consiguió apartar a uno de los chicos

y derribar al otro.

Se abalanzó después sobre el segundo joven, colocándose de rodillas mientras le golpeaba repetidamente el estómago y la mandíbula…

como si se hubiera vuelto loco.

Ahora no quedaba más que un muchacho.

Era el jefe, que había saltado encima de Ben.

Ben consiguió apartarle y levantarse.

Durante unos instantes, ambos muchachos permanecieron de pie, mirándose fijamente el uno al otro.

Y entonces, poco a poco, el jefe empezó a retroceder.

Y también salió huyendo.

Tal vez ello se debiera a una justa cólera, pero el caso es que Ben tomó un trozo de carbón y lo arrojó contra el fugitivo.

Sólo entonces Ben se percató de que le estaba sangrando la nariz y de que tenía magulladuras por todo el cuerpo a causa de los golpes y los puntapiés que había recibido.

¡Había merecido la pena!

Fue un gran día en la vida de Ben.

IRVING BEN COOPER SUPERÓ EL TEMOR

Y NUNCA MÁS LE TUVO MIEDO

A OTRA PERSONA.

En aquel momento superó el temor.

Ben Cooper no era mucho más fuerte que hacía un año. Sus atacantes tampoco eran menos fuertes.

La diferencia estribaba en la actitud mental de Ben: decidió que ya no iba a permitir que unos matones le intimidaran.

A partir de entonces, iba a cambiar su mundo.

Y, como es natural, eso fue exactamente lo que hizo.


TÉCNICAS PARA VENCER EL MIEDO

IDENTIFÍQUESE CON UNA IMAGEN DE ÉXITO PARA VENCER EL MIEDO:

El muchacho dio a sí mismo una identidad.

Cuando aquel día se enfrentó

con los tres matones, no estaba peleando

como el asustado

y desnutrido Ben Cooper.

Estaba luchando como Robert Coverdale

o cualquier otro de los intrépidos

y valientes héroes de los libros de Horatio Alger.

El hecho de identificar el propio «yo» con una imagen de éxito puede contribuir a romper los hábitos de la duda sobre uno mismo y la derrota provocados por muchos años.

Otra técnica análogamente positiva para cambiar el propio mundo consiste en identificarse con una imagen que le estimule a adoptar decisiones adecuadas.

Puede ser un lema, una fotografía o cualquier otro símbolo que resulte significativo para usted.

Recuerda que el miedo no existe, el miedo a otra persona solo existe en tu mente, tú eres grande y tu victoria ya la llevas por dentro.

Un abrazo.

Pin en ROSTROS

lehenbauer: Special Series for bienenkiste <3 | Photo en noir, Photographie, Noir et blanc

dark | Tumblr | Fotos, Fotografia, Fotografía en blanco

Petra Storrs : Camellia & The Rabbit | Trendland: Fashion Blog & Trend Magazine

if you are having an alice in wonderland kind of day this teacup series is for you, it made me smile, so have a cuppa

Tea, and story telling are soul mates. That is why Petra Storrs and Rachel Snider have made an inspired ode to these Bfs.

Petra Storrs : Camellia & The Rabbit | Trendland: Fashion Blog & Trend Magazine

Camellia & the Rabbit by Petra Storrs Design Studio , via Behance

Y si...Empezamos con un café

Los cuadernos de Vogli: Józefina litwinComo la mar, los besos«No importan ...

Caos desconcertante

Visitas: 30

Etiquetas: Ben, Cooper, Irving, Joseph, Missouri., Muchos, Para, St., Su, a, Más...adecuadas, adoptar, anecdota, análogamente, bajo, barrio, calentar, cambiar, casa, casi, comer., con, consiste, crio, de, decisiones, dinero., días, el, en, era, estimule, ganaba, había, identificarse, imagen, inmigrante, la, las, le, miedo, mundo, muy, no, padre, para, pequeña, personas, poco, positiva, propio, que, sastre, se, suficiente, técnica, un, una, vencer, vida

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Anundis.com :: Discapacidad :: Red Social para añadir comentarios!

Participar en Anundis.com :: Discapacidad :: Red Social

© 2004 - 2020   Anundis.com :: Discapacidad :: Red Social   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio