Sanitarios (y por extensión, muchos más)

"Hay al menos tres respuestas que la humanidad puede dar a las pestes de la experiencia humana. Primero, un hombre puede suicidarse física o filosóficamente. Es decir, una persona puede ceder ante la mera imposibilidad de la situación. Segundo, puede desarrollar una postura nihilista. Por último, y posiblemente la más importante, en mi novela La Peste intenté presentar la alternativa de la rebelión, representada por las cuadrillas sanitarias que salían a enterrar los cadáveres. Incluso entre las piras funerarias colectivas, el hombre responde a la llama interior de la camaradería al servicio de la supervivencia humana."

"Con la rebelión nace la conciencia. La lógica del rebelde es querer servir a la justicia para no aumentar la injusticia de su condición, esforzarse en el lenguaje claro para no espesar la mentira universal y apostar, frente al dolor de los hombres, por la felicidad."

- Albert Camus -

Hace unos dos meses estuve varios días, con sus noches, en el hospital, acompañando a un familiar, y pude ver de primera mano y con cierta cercanía el trabajo que lleva a cabo a diario el personal sanitario, médicos, enfermeros/as, auxiliares, limpiadores/as, celadores... a veces se les veía cansados, por la acumulación de trabajo, otras preocupados, mientras hablábamos de la propagación y el incremento de casos del coronavirus y se escuchaban de fondo las noticias sobre el tema en alguna radio o tv, pero siempre ahí haciendo su trabajo y sin que cada día faltaran algunas sonrisas y palabras de apoyo para enfermos y familiares, a veces en situaciones muy duras. Mientras estuve allí, ya se empezaban a poner en marcha las primeras medidas y normas contra el coronavirus: "Solo un familiar por cada paciente. Las puertas de las habitaciones siempre cerradas" . Desde entonces ya han muerto decenas de sanitarios en España y más de 30.000 se han contagiado.

Desde hace siglos el personal sanitario es la primera línea de combate en la lucha (en la rebeldía, que diría Camus) contra la enfermedad, el dolor y la muerte, en estos momentos asumiendo además riesgos que no debería ser necesario asumir, como la falta de equipos de protección, agradecen los aplausos, sí, pero piden medios para hacer bien y con seguridad su trabajo. Ahí está además mucha otra gente, investigadores y científicos que tratan de conocer mejor cada enfermedad para elaborar terapias, tratamientos, vacunas... a pesar de los recortes a la investigación. Bomberos, cuerpos de seguridad, personal de atención al público, camioneros y transportistas que permiten el abastecimiento de alimentos y productos de primera necesidad, o los agricultores, esos mismos que hace un par de meses estaban olvidados y se veían en la necesidad de manifestarse por su derecho a recibir un precio justo por sus productos, y que ahora abastecen a todos los ciudadanos de España en medio del confinamiento para que podamos seguir comiendo, o participan voluntariamente con sus equipos y tractores en la desinfección de las ciudades, trabajadores de servicios básicos en general o toda la gente que se ha quedado en casa para no jugar a la ruleta rusa con su propia vida y la de los demás... Esperemos que el tiempo no se lleve la memoria, que recordemos el trabajo que hacen y sus reivindicaciones, que además se aporten medios suficientes para una Sanidad pública y de calidad, y que estemos alerta ante la tentación de algunos de privatizarla o de recortar gasto sanitario... Entre otras cosas para que la próxima pandemia, o una nueva oleada de la actual que pueda llegar, nos encuentre en mejores condiciones y más preparados. Entonces ya no se podrá recurrir a la coartada de que esto es algo nuevo y nadie se lo esperaba.

Visitas: 37

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Anundis.com :: Discapacidad :: Red Social para añadir comentarios!

Participar en Anundis.com :: Discapacidad :: Red Social

Comentario por Rebel el mayo 3, 2020 a las 9:41pm

Nadie es una isla, dijo John Done, de alguna forma todo está conectado y nuestras vidas dependen también del trabajo y las vidas de muchos otros, como los sanitarios, ojalá no lo perdamos de vista cuando pase todo esto y sea una de esas lecciones que queden ahí después de la crisis

"Ningún hombre es una isla

entera por sí mismo.

Cada hombre es una pieza del continente,

una parte del todo.

Si el mar se lleva una porción de tierra,

toda Europa queda disminuida,

como si fuera un promontorio,

o la casa de uno de tus amigos, o la tuya propia.

Ninguna persona es una isla;

la muerte de cualquiera me afecta,

porque me encuentro unido a toda la humanidad;

por eso, nunca preguntes

por quién doblan las campanas;

doblan por ti."

- John Done -

Un abrazo ;)

Comentario por Lourdes-..L❤... el mayo 2, 2020 a las 3:30am

La situación delos llamados sanitarios tienen un punto en común en todos los países llámense desarrollados o subdesarrollados, y es el hecho de que todos exponen sus vidas al servicio de los ciudadanos. Por muchas medidas y medios de protección que se empleen,  siempre hay quienes son mas vulnerables, pero a la hora de prestar sus servicios nada de eso vale, sólo  se entiende que están para cumplir su deber, su función o por vocación propia. Tienes razón cuando haces referencia sobre los méritos que estos galantes del oficio hacen tanto en el sector público como en el privado.

Cuídese y siga en casa. Animo!!

See you later.  

© 2004 - 2020   Anundis.com :: Discapacidad :: Red Social   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio