*Oye Malala, recuerda #Ayotzinapa*

9485783481?profile=original9485784267?profile=original

"Por favor, Malala ... México"

Un hombre blandiendo una bandera mexicana manchada con pintura de color rojo sangre interrumpido ceremonia de aceptación del Premio Nobel de la Paz de Malala el miércoles, ya que el 17 años de edad, activista paquistaní se paró en el escenario en Oslo, Noruega.

El hombre, que tenía una cámara colgando de su cuello, gritó:

"Por favor, Malala, nos están matando. No se olvide de México! ", Fue detenido de inmediato, según la policía de Oslo.

A medida que el hombre es acompañado por tres guardias de seguridad, gritó: "¡Viva México!"

El recurso es más probable una referencia a la desaparición y presunto matanza de 43 estudiantes universitarios de una universidad de maestros rurales en el estado de Guerrero - y el fracaso del gobierno.

Los investigadores dicen que Iguala alcalde José Luis Abarca y su esposa, María de los Ángeles Pineda Villa, ordenaron a la policía para hacer frente a los estudiantes, que habían ido a Iguala para recaudar dinero y había requisado autobuses de pasajeros para su uso. Según los informes, la pareja temía que los estudiantes interrumpirían un evento encabezado por Pineda Villa.

Iguala la policía disparó contra los estudiantes en dos incidentes, matando a seis personas. Los oficiales entonces supuestamente entregados 43 estudiantes detenidos a una banda local de la droga que, según algunos, ellos asesinados, quemados sus cuerpos y arrojaron los restos en una fosa común y el río.

"Esto comenzó como un movimiento para exigir justicia y respuestas en el caso de los 43 estudiantes que fueron secuestrados y asesinados por un cartel de la droga en el orden de los políticos corruptos. violencia de los carteles de drogas no es nada nuevo en México, pero el secuestro de los estudiantes tocado una fibra sensible y rápidamente se convirtió en una historia nacional, lo que provocó protestas en todo el país que han crecido durante más de un mes.

Eso no es sólo debido a que el secuestro era tan terrible, pero "debido a que el ataque encapsulado peores temores y frustraciones acerca de hacia dónde se dirige su país muchos de los mexicanos.

tumblr_ngdfeioqkM1qg6sjyo1_1280.jpg

tumblr_ngdfeioqkM1qg6sjyo2_400.jpg

tumblr_ngdfeioqkM1qg6sjyo3_400.jpg

Oye Malala, recuerda #Ayotzinapa

Durante la ceremonia de entrega al Premio Nobel de la Paz en Oslo, Noruega, un joven acreditado como prensa irrumpió frente a los galardonados, la adolescente paquistaní Malala Yousafzai y el presidente de la Marcha Global contra el Trabajo Infantil, el hindú Kailash Satyarthi, para desplegar una bandera de México manchada con rojo sangre en aparente protesta por la masacre de los 43 estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa, gritando algunas consignas inaudibles entre el tumulto y el homenaje a los presentes. Las fotos -poderosas por sí mismas-, ya le dan la vuelta al planeta.

Dan cuenta de los alcances internacionales de la indignación por este caso y muestra al mundo, literalmente, el verdadero rostro de México.

Será interesante conocer el impacto de esta manifestación, sobre todo, en los mercados globales.

La imagen lo es todo para un presidente como Peña Nieto.

tumblr_ng81bnn2Og1qbawcoo1_1280.jpg

México en “grave crisis de derechos humanos”

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) publica hoy el informe “Situación de derechos humanos en México”.

La elaboración de este informe se basa en la observación realizada durante la visita in loco que tuvo lugar del 28 de septiembre al 2 de octubre de 2015, así como otras visitas de la CIDH y de sus Relatorías Temáticas, en el monitoreo que la Comisión realiza en cumplimiento de su mandato y a través de la utilización de los diversos mecanismos a su alcance, tales como audiencias, procesamiento de medidas cautelares, peticiones y casos.

En un boletín de prensa, la organización da a conocer que el informe analiza la grave crisis de derechos humanos que atraviesa México, con particular énfasis en desapariciones y desapariciones forzadas, ejecuciones extrajudiciales, tortura, así como la situación de inseguridad ciudadana, el acceso a la justicia e impunidad.

También aborda la situación de los derechos humanos de algunos grupos poblacionales especialmente afectados por la violencia en el país, incluyendo defensores y defensoras de derechos humanos, mujeres, pueblos indígenas, niñas, niños y adolescentes, personas migrantes, personas lesbianas, gays, bisexuales y trans.

También se analiza la situación de asesinatos, violencia y amenazas contra periodistas, que ha hecho que México sea considerado como uno de los países más peligrosos del mundo para ejercer el periodismo.

La CIDH reconoce avances significativos en materia constitucional, legislativa e institucional en los últimos años, así como la adopción de importantes políticas públicas en México que han sido elaboradas en consonancia con el derecho internacional de los derechos humanos.

Sin embargo, la respuesta estatal sigue siendo insuficiente para enfrentar esta

grave crisis de violencia e impunidad.

La CIDH ha recibido información alarmante que indica que el 98% de los delitos en México no llegan a tener una sentencia condenatoria.


Desapariciones forzadas por el Estado

La violencia se da en gran parte del país, pero afecta de manera diferenciada a ciertas zonas.

Asimismo, la violencia está estrechamente relacionada con la presencia de fuerzas militares en las áreas del país de mayor presencia de crimen organizado,

narcotráfico y conflictividad.

Durante la visita la CIDH pudo constatar que la desaparición de personas en

grandes extensiones del territorio mexicano ha alcanzado niveles críticos.

Según el Registro Nacional de Datos de Personas Extraviadas o Desaparecidas, las personas “no localizadas” en México, al 30 de septiembre de 2015, son 26.798.

En agosto de 2014, cifras de la Procuraduría General de la República (PGR) arrojaban 22.322 personas “no localizadas”. Las cifras oficiales proporcionadas junto con la información recibida de diversas regiones del país evidencian que las desapariciones son generalizadas en México.

Especialmente grave es la información amplia y consistente recibida por la CIDH sobre la existencia de una práctica de desapariciones forzadas, es decir, a manos de agentes del estado o con la participación, aquiescencia, o tolerancia de las mismas. La respuesta estatal a esta situación presenta graves deficiencias.

“La gente tiene miedo de denunciar por las represalias a las que son sometidas las personas que buscan a sus seres queridos.

La madre de un desaparecido nos relató que ha recibido amenazas de que le cortarían la lengua y que encontraría en la puerta de su casa los cuerpos de sus otros tres hijos si insistía en la búsqueda”, dijo el Presidente de la CIDH, James Cavallaro, y Relator para México.

“Y cuando se animan a denunciar, las investigaciones adolecen de tantos obstáculos que prácticamente ninguna logra esclarecer lo ocurrido. Incluso recibimos testimonios de familiares a quienes funcionarios de las procuradurías estatales les han pedido dinero para adelantar diligencias”.

La CIDH detectó fallas profundas en la búsqueda y graves irregularidades en las investigaciones que se llevan adelante por desapariciones.

Especialmente grave es la negligencia de las autoridades estatales y locales en las primeras horas a partir de la desaparición de la persona, las cuales son claves a fin de encontrarla con vida.

En muchos casos, han sido los familiares quienes han asumido la búsqueda de sus seres queridos.

En el estado de Guerrero, la delegación de la CIDH acompañó a un grupo de familiares de desaparecidos a un terreno donde ellos mismos encontraron fosas comunes clandestinas con restos humanos.

Los testimonios que la CIDH recibió de parte de familiares de personas desaparecidas revelan profundos niveles de desconfianza en las autoridades estatales y locales. En repetidas ocasiones la CIDH escuchó de las víctimas que la justicia en México es una “simulación”, ya sea porque se fabrican culpables o porque las autoridades no aplican la debida diligencia y las actuaciones no producen resultados.

La mayoría de los casos de desapariciones están en la impunidad.

 

En relación con la desaparición de 43 estudiantes de la escuela rural de Ayotzinapa en los hechos del 26 y 27 de septiembre de 2014, la CIDH nombró, en consulta con el Estado mexicano y organizaciones de la sociedad civil, a un Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) con el fin de ofrecer asistencia técnica en la búsqueda, investigación y no repetición de los hechos.

La CIDH reitera su respaldo a los cinco integrantes del GIEI, así como al trabajo que están realizando. Como ya lo ha hecho anteriormente, la CIDH vuelve a expresar que acompaña todos los informes presentados por el GIEI.

La Comisión reconoce la disposición del Estado mexicano para el establecimiento del GIEI, y le urge a continuar apoyando el importante trabajo que el grupo realiza.

En este sentido, la CIDH insta al Estado mexicano a brindar acceso a los expertos del GIEI a entrevistar a todos los testigos, incluyendo los integrantes del 27 Batallón de Infantería que estuvieron presentes en los hechos ocurridos en Iguala los días 26 y 27 de septiembre de 2014, tal como ha sido solicitado por dicho Grupo.

En adición al grave problema de las desapariciones, el informe analiza homicidios y ejecuciones extrajudiciales tales como los hechos ocurridos en Tlatlaya, estado de México, el 30 de junio de 2014; Apatzingán, estado de Michoacán, el 6 de enero de 2015; y Tanhuato, estado de Michoacán, el 22 de mayo de 2015, y la prevalencia de la práctica de la tortura.

En cuanto a homicidios, cifras hechas públicas por el Poder Ejecutivo el 1 de septiembre de 2015, apuntan a más de 94.000 asesinatos desde el inicio de la actual administración en 2012.


Tortura, ejecuciones extrajudiciales “sistemáticas”

La tasa de homicidios es desde hace años superior a 10 por cada 100.000 habitantes, lo cual corresponde a niveles epidémicos de violencia de acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El Relator Especial de ONU sobre ejecuciones extrajudiciales, sumarias o arbitrarias calificó la impunidad en los casos de homicidios como “sistemática y endémica”.

Las deficiencias en las investigaciones y la impunidad imperante no permiten establecer con certeza el número de muertes violentas que corresponden a ejecuciones extrajudiciales o al uso excesivo y desproporcionado de la fuerza letal

por parte de agentes del Estado.

En relación con la prevalencia de la práctica de tortura y otros tratos crueles, inhumanos y degradantes, la CIDH encontró que esto suele ocurrir durante las primeras horas de detención de una persona y antes de que sea presentada ante un juez.

El Estado mexicano informó que la PGR contaba, al mes de abril de 2015, con 2.420 investigaciones en trámite sobre tortura, y que existen sólo 15 sentencias condenatorias por este delito a nivel federal.

La respuesta estatal ante los casos de tortura, al igual que respecto de las desapariciones, los homicidios y las ejecuciones extrajudiciales, es débil e insuficiente.

“La espiral de violencia e impunidad trae consigo graves consecuencias para el Estado de Derecho en el país”, señaló Cavallaro.

“El reto del Estado mexicano es cerrar la brecha existente entre su marco normativo y la realidad que experimenta la mayor parte de sus habitantes cuando buscan una justicia pronta y efectiva”, agregó.

El informe contiene recomendaciones de la CIDH al Estado mexicano en las áreas de seguridad ciudadana, desapariciones y desapariciones forzadas, torturas, ejecuciones extrajudiciales, acceso a la justicia, situación de personas y grupos en situación de particular vulnerabilidad, y acceso a la información.

La Comisión Interamericana reitera su compromiso de colaborar con el Estado mexicano en la búsqueda de soluciones a los problemas identificados y en el cumplimiento de las recomendaciones contenidas en el informe.

La Comisión agradece al Gobierno y pueblo mexicano por todas las facilidades brindadas para la realización de esta visita. La CIDH destaca la buena disposición y colaboración manifestada durante el proceso de esta.

También agradece a todos los actores con los que se reunió durante la misma, y valora la información recabada y testimonios recibidos, en particular de familias, víctimas y sociedad civil.

La CIDH es un órgano principal y autónomo de la Organización de los Estados Americanos (OEA), cuyo mandato surge de la Carta de la OEA y de la Convención Americana sobre Derechos Humanos.

La Comisión Interamericana tiene el mandato de promover la observancia de los derechos humanos en la región y actúa como órgano consultivo de la OEA en la materia.

La CIDH está integrada por siete miembros independientes que son elegidos por la Asamblea General de la OEA a título personal, y no representan sus países de origen o residencia.:

Informe de la CIDH

9485784871?profile=originalMèxico lindo y que-herido....

tumblr_inline_o3fi0aDSy11qfoege_1280.jpg

Votos 0
Enviadme un correo electrónico cuando las personas hayan dejado sus comentarios –

¡Tienes que ser miembro de Anundis.com :: Discapacidad :: Red Social para agregar comentarios!

Join Anundis.com :: Discapacidad :: Red Social

Comentarios

  • Nos están matando México, pero como no somos París.

This reply was deleted.