*¿Que es la Navidad? *..**El felicímetro**

El Felicímetro

Dani estaba muy disgustado con Papá Noel.

Era un niño muy bueno, pero le molestaba tremendamente

ver que casi todos los años muchos otros niños,

claramente más malos, recibían más juguetes por Navidad.

Y fueron tantas sus quejas, que una noche

el propio Papá Noel apareció con el trineo en su habitación,

y le llevó con él al Polo Norte.

- Quiero enseñarte el mayor de los secretos

-le dijo Papá Noel-.

Si vienes te mostraré cómo decidimos cuántos

juguetes recibe cada niño en Navidad.

Cuando llegaron, Santa Claus

le mostró algunos raros artilugios, mientras le explicaba:

- Esto fue nuestro primer medidor de juguetes.

Era una balanza, y los juguetes se regalaban por peso.

Dejamos de usarlo cuando un niño recibió

tantos globos que al explotar

derrumbaron las paredes

de su casa.
- Ese otro con forma de molde se llamaba "igualator".

Servía para asegurarnos de que todos los niños

recibieran los mismos juguetes,

pero como luego no tenía gracia

cambiarlos con otros niños,

nadie los quería...

Puff, casi me quedo sin trabajo,

hubo un año que apenas recibí unas pocas cartas

y tuvimos que cambiarlo a toda prisa...

Y así fue hablando de los inventos

que habían utilizado;

algunos realmente ridículos, otros un poco

simplones, hasta que finalmente dijo:

- .. pero todo se arregló con este invento,

y desde entonces cada año recibo muchos más millones

de cartas que el anterior.

Se llama Felicímetro,

y sirve para medir la felicidad de los niños.

Cuando visitamos un niño,

ponemos en el felicímetro

todo lo que tiene, y automáticamente

nos dice los mejores regalos para él.
- Pues debe estar estropeado,

a mí siempre me tocan pocos regalos...-

protestó el niño.
- ¡Qué va! funciona perfectamente.

Los niños que como tú tienen muchos amigos,

unos papás y hermanos que les quieren mucho,

son generosos y no buscan la felicidad en las cosas

tienen miles de puntos en el felicímetro,

y regalarles muchos juguetes sólo podría bajárselos.

Sin embargo, los niños que están más solos,

o cuyos papás les hacen menos caso,

o que no tienen hermanos ni amigos,

tienen tan pocos puntos que da igual cuántos

regalos añadamos al felicímetro:

nunca pasan de la mitad... ése es el gran secreto

del felicímetro: reciben más quienes

de verdad menos tienen.

Como no parecía terminar de creerlo,

aquella Navidad Dani acompañó a Santa Claus

en su trineo llevando el felicímetro,

comprobando él

mismo cómo quienes más regalos recibían eran

los menos felices de todos.

Y no pudo evitar llorar cuando vieron un niño

muy rico pero muy triste,

que después de haber abierto cien regalos,

pasó la noche solitario en su habitación...

Y sintió tanta pena por esos niños,

que ya nunca más volvió a envidiar

sus regalos y sus cosas,

y se esforzó cada día por hacerles

llegar a aquellos niños una pequeña

parte de su gran felicidad

Navidades forzosas


Hubo una vez un hombre tan harto

de ver tantas cosas malas por el mundo,

que una Navidad deseó que todo el mundo

fuera bueno y tuviera espíritu navideño.

Y resultó que, mágicamente, su deseo se vio cumplido.

Cuando salió a la calle, todo el mundo parecía feliz

y nadie era capaz de hacer mal.

Unos niños tiraron piedras a un perro,

pero por el aire, las piedras se convirtieron en nieve;

un hombre cruzó la caye despistado,

y cuando el conductor sacó medio cuerpo

por la ventanilla para gritar algo,

le dio los buenos días y le deseó felices fiestas;

y hasta una mujer rica que caminaba envuelta

en su abrigo de pieles, al pasar junto a un mendigo,

cuando parecía que iba proteger aún más su bolso,

lo agarró y se lo dio lleno con todo el dinero y las joyas.

Nuestro navideño hombre estaba feliz,

pero la cosa cambió cuando fue a pagar

en el supermercado. Le atendió aquella cajera

que lo estaba pasando tan mal por falta de dinero,

y pensó en dejarle de propina lo justo para poder

tomarse luego un chocolate caliente,

pero antes de darse cuenta,

sin saber muy bien cómo,

le había dejado de propina todo el dinero

que llevaba encima.

Y si aquello no le hizo mucha gracia,

menos aún le gustó cuando en lugar de ir

al gimnasio subió al autobús que iba a la prisión

y se pasó un par de horas visitando peligrosos

delincuentes encarcelados, y otro par de horas

escuchando la pesada charla de

una anciana solitaria en el asilo,

en lugar de ir a ver una preciosa obra de teatro

sobre la Navidad, tal y como había previsto.

Molesto por todo aquello, sin saber qué le empujaba a obrar así,

empezó a comprobar que todo el mundo tenía

aquel perfecto espíritu navideño gracias a que

se había cumplido su deseo.

Pero igual que él mismo, casi nadie estaba a gusto

haciendo todas aquellas justas y generosas cosas.
Entonces se dio cuenta de lo injusto que había sido su deseo:

había pedido que todos mejoraran, que el mundo se hiciera bueno,

cuando él estaba realmente lejos de ser así.

Durante años se había creido bueno y justo,

pero habían bastado un par de días para demostrarle

que era como todos, sólo un poco bueno,

sólo un poco generoso, sólo un poco justo...

y lo peor de todo, no quería que aquello cambiase.

Hay quien dice que todos somos como ese hombre.

También hay locos que dicen que bastaría con que un hombre

cambie para cambiar el mundo.

Y algunos, mis favoritos, dicen que ya ha llegado

la hora de cambiar a ese hombre sólo un

poco bueno que llevamos con nosotros a todas partes.


Que es la Navidad:

Es la ternura del pasado, el valor del presente

y la esperanza del futuro.

Es el deseo más sincero de que cada taza

se rebose con bendiciones ricas y eternas,

y de que cada camino nos lleve a la paz.

¿Qué es la Navidad?



He aquí algunas reflexiones de la Madre Teresa de Calcuta sobre la fiesta y el sentimiento de la auténtica Navidad.

Es navidad cada vez que sonríes a un hermano y le tiendes la mano.

Es navidad cada vez que estás en silencio para escuchar al otro.

Es navidad cada vez que no aceptas aquellos principios que destierran a los oprimidos al margen de la sociedad.

Es navidad cada vez que esperas con aquellos que desesperan en la pobreza física y espiritual.


Es navidad cada vez que reconoces con humildad tus límites y tu debilidad.


Es navidad cada vez que permites al Señor renacer para darlo a los demás.




somos dos extraños que nos conocemos muy bien..

somos tan parecidos y a la vez tan diferentes..

Tú eres quién eres,cuándo nadie te mira.

La luz en mi corazón se llama Dios..!

Re-blog-23-12-2011

Dios ilumine tu camino..

Visitas: 969

Etiquetas: aparecio, de, el, es, felicimetro, historia, la, navidad, niño, noel, Más...norte, papa, polo, que

Los comentarios están cerrados para este post

Comentario por Martina el diciembre 16, 2016 a las 5:48pm

Feliz navidad igualmente para ti Rosa Elisa,que Dios te siga bendiciendo besos y un abrazo

Comentario por Rosa Elisa Palacio el diciembre 15, 2016 a las 10:01pm

Feliz Navidad Martina!!!!

Cariños Para Ti!!!

Comentario por Martina el diciembre 21, 2015 a las 8:25pm

Gracias Tina,igualmente para ti,que esa sonrisa siempre sea tu carta de presentación...Feliz día y un abrazo de oso,bendiciones.(gracias.mil)

Comentario por Tina el diciembre 21, 2015 a las 6:46pm

Feliz Navidad

© 2004 - 2020   Anundis.com :: Discapacidad :: Red Social   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio