El patriarcado educa a capullos, y muy a mi pesar en pleno siglo XXI siguen existiendo conductas machistas que generan que sigamos conociendo a hombres que nos provocan dolor e inseguridad.

Con esto no quiero decir que todos sean capullos, existen hombres maravillosos que respetan y valoran a las mujeres, pero en este post me quiero centrar en los capullos. 

El mundo está rodeado de ellos, y por desgracia, la mascarilla nos protege del COVID, pero no de otra enfermedad que es consecuencia del machismo y que yo denomino “capullismo”. 

Existen diversos tipos de capullos: 

DON BINGO. A este hombre no le falta abuela, en la primera cita te contará todos sus logros, lo maravilloso que es y la SUERTE que tienes por haberle conocido. No señor, la suerte la tienes tú por haberme conocido a mí también.  

DON CUERDO. Este es muy “racional” y “estable”, y te dirá la famosa frase: “Mi ex estaba loca”. “Loca” es el descalificativo usado por cobardes cuando se sienten impotentes por no poder dominar a la mujer. A la loca no se le atiende, a la loca no se le escucha. ¡Cómo no se iba a volver loca después de conocerte alma de cántaro! 

DON SUFRIDOR. En el primer encuentro sexual te dirá: “Me aprieta el condón, tómate la píldora”. Lo que quiere decir: “Soy un egoísta que quiero disfrutar del sexo y me da igual que te metas una buena dosis de hormonas con tal de pasármelo bien ”. No tendrá el detalle de preguntarte cómo te sientes porque carece de empatía y su placer está por encima de tu bienestar. 

DON OCUPADO. Este caballero solo sacará un hueco para verte cuando quiere algo. Puede ser insistente cuando se siente solo, pero en el momento que tiene una nueva conquista dejará de llamarte o buscarte.  No obstante, de vez en cuando asoma la patita para comprobar si sigues interesada y así alimentar su ego. 

DON POETA. Es todo un poeta del siglo XV. Te mandará whastapp preciosos e incluso te comentará las fotos de instagram con frases que ni Bécquer  hubiera escrito en sus mejores tiempos, pero vaya, después te darás cuentas de que esas mismas frases se las pone a otras. Este poeta te conquistará con su palabrería hasta conseguir lo que quiere. Podrían contratarle para captar gente en una secta. 

DON CONTABLE. Este galán come una y cuenta veinte. Te dirá que todas le escriben y le buscan. Como si fuera Jon Kortajarena y nosotras fichas del parchís. Y claro, luego pasa lo que pasa, que te encuentras a las amigas del señor   preguntándote que te traes con don CONTABLE. Este caballero necesita ver capítulos de “Barrio Sésamo” para aprender a contar lo que realmente dice que se “come”. 

DON CALCUTA. Después de engañarte y torearte a su antojo, tendrá el valor de darle la vuelta a la tortilla y hacerte sentir mal. Es un manipulador en potencia que dirá que es muyyyyy buena persona y que no ha hecho nada malo. Madre Teresa de Calcuta a su lado sería Satanás… 

DON GPS. Este no quiere un compromiso, lo aceptas y te parece maravilloso, pero de repente te viene con las famosas preguntas: ¿Te has acostado con otros? ¿Dónde andas? ¡Mándame ubicación! Como si fuera un GPS que quiere controlar. Cree que eres de su propiedad y no señor, nadie pertenece a nadie. 

DON SANTA CLAUS. Buscará complacerte a ti y a todo tu entorno, con regalos, elogios y mil maravillas. Y después, cuando descubras que te miente, te manipula o te desvalora todo tu entorno te dirá: “Pero si era muy majo, no puedo creer lo que me cuentas”. Es un seductor nato que consigue lo que quiere. Y si no caes en su juego se convertirá en “DON CUERDO” diciendo que estabas loca. 

DON SALVAVIDAS. Suele fijarse en mujeres que estén pasando por algún tipo de problema, principalmente económico. Te ofrecerá trabajar con él pero siempre desde la sombra. Le molestará que brilles en el trabajo y se querrá apropiar de tus logros. Todo un salvavidas que busca que dependas de él, no te confundas, no busca trabajadoras, buscas secretarias. 

DON PERSONAL SHOPPER. No es personal shopper, pero se lo cree. Te dirá que te maquilles menos, que esa falda es muy corta, que estás provocando etc . Con este tipo de hombres es muy divertido fingir que le escuchas y ponerte una fada aún más corta. Eres libre de vestir como quieras. 

Nos dicen desde pequeñas que el amor es para toda la vida y quizás por eso aguantamos determinadas conductas que provocan toxicidad. El mito del amor romántico donde se nos inculca que todos tenemos una media naranja, que los celos y la posesividad son una demostración de amor, que la soledad es dolorosa son diversas teorías que han educado a hombres que apartan y no aportan el valor de amar a una mujer. 

La mejor vacuna para acabar con el “capullismo” es el amor propio ya que es el único amor que te acompañará toda la vida. 

Somos libres e independientes y nada ni nadie puede mermar nuestra verdadera esenciaY a ti… ¿qué capullo te ha enseñado a quererte?

Fuente: ARNÁS

Visitas: 30

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Anundis.com :: Discapacidad :: Red Social para añadir comentarios!

Participar en Anundis.com :: Discapacidad :: Red Social

© 2004 - 2021   Anundis.com :: Discapacidad :: Red Social   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio