*Pedidos de un hijo a su padre – Jorge Bucay*

9485777679?profile=original

Pedidos de un hijo a su padre

No me compares con nadie, especialmente con mi hermano o hermana.

Si me hacés quedar mejor que los demás, alguien va a sufrir; y si me hacés lucir peor que los demás, seré yo quien sufra.

2. No me des sin medida, todo lo que te pida.

A veces pido para saber hasta cuánto es razonable tomar.

3. No me grites.

 Te respeto menos cuando lo haces, y me enseñas a gritar a mí también, y yo no quiero perder el respeto por ninguno de los dos.

4. No estés siempre dando órdenes.

Si en vez de órdenes, a veces me pidieras las cosas, yo lo haría más rápido

y con más gusto.

5. Cumple las promesas que hagas, buenas o malas.

Si me prometés un premio, dámelo; si es una penitencia sostenla.

6. No digas mentiras delante de mí, ni me pidas que las diga por ti, ni siquiera para sacarte de un apuro.

Me hace sentir mal y perder la fe en lo que dices.

7. No cambies de opinión tan a menudo sobre lo que debo hacer; decidete y mantiene tu decisión, porque si no viviré siempre pendiente del próximo cambio de idea.

8. Dejàme valerme por mí mismo.

Si lo haces todo por mí, nunca podré aprender.

Por si lo olvidaste sólo se aprende de los errores.

9. Cuando estés equivocado en algo, admitelo crecerá la opinión que yo tengo de ti y de paso me enseñás a admitir también mis equivocaciones.

10. No me exijas que te diga “por qué lo hice” cuando hago algo que no está bien.

A veces ni yo mismo lo sé.

11. Enseñame a amar y a darme la oportunidad de conocer a los otros.

No importa si la vida me lo va a enseñar de todos modos; porque de nada vale si veo que tu no amas ni vives en contacto con el prójimo.

 

12. No me digas que haga una cosa si tu no la hacés.

Yo aprendo siempre de lo que hacés; pero me cuesta hacer lo que dices sin coherencia con tu propio actuar.

13. No me digas: “No tengo tiempo para tonterías” cuando te cuente un problema mío. O “Eso no tiene importancia”.

Tratá de comprenderme y ayudarme.

14. Y sobre todo si es cierto que me quierés, dímelo de vez en cuando.

A mí me gusta oírtelo decir, aunque tu no creas que sea necesario y aunque yo nunca te lo diga, porque por supuesto yo te amo con todo mi corazón.

Jorge Bucay

9485777697?profile=original9485778690?profile=original9485779490?profile=original9485780495?profile=original9485780276?profile=original9485781257?profile=original9485781865?profile=original9485782457?profile=original

Hijos son el reflejo de los padres como prepararlos he aqui la receta:
receta.

El buen ejemplo

Ingredientes

1 pieza de ejemplo diario y positivo

2 cucharaditas de cuidado

5 gotas de constancia

1 taza de obligación

1 manojo de integridad

Agregar valores continuamente

Condimentos: Actitud positiva, alegría y cariño

Recomendación del chef:

un clima de confianza y buena comunicación en la casa promueven

los valores y la seguridad logrando crear raíces permanentes e impresiones duraderas.

Preparación

1. Los hijos imitan las conductas de los padres, por ello si deseas que tus hijos tengan un estilo de vida saludable, hazlo; si quieres que no fumen, no fumes.

Bien dicen que un ejemplo vale mil palabras.

2. Ser ejemplo no es tarea fácil, pero con el día a día aprendes a tener comportamientos y hábitos adecuados para transmitirlos a tus hijos. Recuerda que lo que hagas tiene un impacto positivo y negativo en tu familia.

3. A medida que refinas tus actitudes tus hijos mejoran sus comportamientos.

El ejemplo causa tal impacto que los hijos adquieren inmediatamente los cambios y beneficios de sus padres.

El que seas su ejemplo, no significa que no puedas equivocarte, por el contrario es una buena enseñanza reconocer los errores y por supuesto corregirlos. ¡Buena suerte!

animated animated GIF

No sólo se trata de pleitos a gritos y de ropa prestada
25 cosas que sabes si tienes una hermana mayor

Siempre ha estado ahí.

Desde que naciste te observaba desde fuera de la cuna y probablemente

te aventaba sus juguetes para que "jugaras" con ellos.

Te has peleado a gritos, han llorado juntos, le has pedido consejos.

Llevas una relación de amor/odio con ella y aunque a veces sientes que tienes ganas de estrangularla, casi siempre terminan comiendo helado frente a una película de Netflix a las 11 de la noche.

¿Qué significa tener una hermana mayor?

1. Ella fue el experimento de tus papás.

A la que tapaban con mil chamarras, a la que le ponían el hilo rojo en la frente cuando tenía hipo, que no sabían cómo diablos cuidarla.

A ella le tocó todo lo que a ti te ahorraron.

Has sido su chaperón/a en más de una ocasión.

Por algún extraño motivo, tu mamá te alienta a acompañarla cuando sale con ese "barbaján" (en palabras de tu querida madre) cuando van al cine.

3. Le has robado su ropa.

Y ella te ha odiado cuando se la devuelves manchada de salsa roja

que jamás se quita.

La música que escucha en su cuarto es tu referente para presumir con tus cuates.

5. Te trata como si fueras un bebé.

No importa la edad que tengas, siempre te hará sentir como un chiquitín inexperto.

6. Te acusa con tus papás cuando llegas tarde.

Por más que te quites los zapatos para no hacer ruido y entrar sigilosamente a tu cuarto, ella gritará:

"¿CÓMO ES QUE ESTÁS LLEGANDO A ESTA HORA?".

O bien, tapa tus fallas.

Te ayuda a justificarte con tus papás para que no te metan una buena tunda.

8. Envidias que le den permiso para todo.

Como es la mayor, ya puede hacer todo lo que a ti te prohíben.

¡Pero hay un Dios que todo lo ve!

Es tu consejera.

Porque finalmente ella ya se dio mil porrazos en el amor.

Así que, qué mejor que preguntarle qué hacer para que Raúl (o Ximena)

fije su mirada en ti.

10. Te dicen que te pareces muchísimo a ella.

Claro, ustedes no encuentran semejanza alguna.

11. Los profesores que le dieron clase a ella y que ahora son tus maestros piensan que serán igualitas:

un cerebrito o un desastre.

e has enamorado en más de una ocasión de sus amigos/as

(que francamante están de concurso).

15. Pelean, se gritan, se avientan libros.

A los cinco minutos ya están platicando sobre el terrible tráfico que les tocó

en la mañana.

16. A sus ojos TODO lo que haces siempre está mal.

No hay poder humano que la convenza de lo contrario.

17. Te odia por ser el consentido de tu mamá (o la odias por ser la consen).

Vamos, no lo nieguen, en todas las familias siempre hay un predilecto,

aunque todas las mamás digan lo contrario.

18. Si tus papás salían por la noche, te endilgaban con ella.

Obviamente ella se aprovechaba de la situación y te convertías en su

juguete durante esas tortuosas horas. O se la pasaban bomba viendo

películas en la tele.

19. Experimentaba sus peinados y maquillaje en ti.

En más de una ocasión te dejó como Eso.

En algún momento de tu vida te dijo que fuiste abandonado en la puerta, despojado de toda ropa y con una tarjeta que decía: "no lo queremos, quédenselo".

21. Si tiene hijos, se convierten en tus adoraciones.

Los mimas, los maleducas y los consientes.

Cuando te hartan, se los devuelves a su madre y todos contentos.

22. Has tenido ganas de cortarle el cabello mientras duerme, tijeretearle la ropa sin que se dé cuenta.

La venganza es un plato que se come frío.


24. Ocupa el baño durante 18 horas cuando sabe que tienes prisa por salir.

Odias pedirle que te lleve a algún lado, si ella es la dueña del coche o si no sabes manejar.

Seguramente se tardará mil horas en salir o se tomará los peores atajos.

Tu hermana mayor es al mismo tiempo tu cómplice,

tu amiga, tu rival y tu enemiga.

¿Qué otras cosas hacen sus queridas hermanas mayores?

Votos 0
Enviadme un correo electrónico cuando las personas hayan dejado sus comentarios –

¡Tienes que ser miembro de Anundis.com :: Discapacidad :: Red Social para agregar comentarios!

Join Anundis.com :: Discapacidad :: Red Social