LA DIFERENCIA ENTRE LO ÚTIL Y LO VALIOSO

 

LA DIFERENCIA ENTRE LO ÚTIL Y LO VALIOSO

 

“Quizás una de las cosas que más necesitamos es aprender a distinguir lo útil de lo valioso.

Un sacacorchos es útil.

Un abrazo es valioso.

Una puerta es útil.

Ver un atardecer es valioso.

Un mechero es útil.

Una amistad es algo valioso.

Casi siempre, lo útil es más caro que lo valioso.

De hecho, lo valioso rara vez cuesta dinero.

Y esto ocurre porque el dinero es útil, pero no es valioso.

Lo valioso genera mucha más felicidad a largo plazo que lo útil.

Y sin embargo, a menudo, valoramos más lo útil que lo valioso.

Los mejores momentos de la vida no cuestan dinero.

Ver nacer a un hijo, el primer beso, sentir que vuelas de la mano de alguien…

Los momentos que se nos pasan por la cabeza justo antes de abandonar este mundo no costaron dinero. Esos momentos son lo más valioso que tenemos.

Cuando te asalte una preocupación, párate a pensar si lo que buscas es útil o valioso.

Aprende a distinguir, y te darás cuenta de que vivir bien no es tan caro como te habían contado.”

Como decía, una vez leída esta máxima, lo fácil es caer en la tentación de pensar que lo más importante es aquello valioso que tenemos en nuestra vida y que no nos cuesta dinero, como puede ser compartir tiempo con nuestros seres queridos o momentos de paz que podemos disfrutar en soledad.

Por supuesto no quiero decir que al final de nuestros días no sea con el recuerdo de estos momentos con lo que nos quedemos, pero también me han llegado otras opiniones a raíz de este pensamiento.

Sin quitar importancia a lo valioso, también hay quien opina que debemos aprender a diferenciar entre valor y precio, ya que en muchas ocasiones pensamos que vale más aquello que más precio tiene, por lo que ignoramos o menospreciamos las cosas que son gratis.

Creo que esta idea suma a la anterior, ya que no sólo debemos aprender a valorar lo que más nos aporta en la vida sin que por ello deba ser útil. Sino también, debemos aprender no dejarnos llevar por pensar que sólo valen aquellas experiencias que más dinero cuestan.

Si nos paramos a pensar, esto lo podemos trasladar a cualquier aspecto de nuestra vida cotidiana, comida, objetos, regalos, viajes, ropa…y no sólo a estos aspectos materiales, sino también a aquellos otros sentimentales, como pueden ser la amistad de alguien que conocemos de siempre o pasar tiempo con algún familiar.

Al final, considero que lo más preciado es poder disfrutar de lo que tenemos y de lo que más felices nos haga, independientemente del precio, valor o utilidad que tenga.

Entonces, cuando te asalte una preocupación, párate a pensar si lo que buscas es útil o valioso.

Aprende a distinguir, y te darás cuenta que vivir bien no es tan caro como te habían contado

 

 

 

De la red

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Votos 0
Enviadme un correo electrónico cuando las personas hayan dejado sus comentarios –

¡Tienes que ser miembro de Anundis.com :: Discapacidad :: Red Social para agregar comentarios!

Join Anundis.com :: Discapacidad :: Red Social