*Definición de Arrogante*Exceso de actitudes egoístas*

9485691070?profile=original

Relacionado con el ámbito de la sociedad, de la ética y la moral, el concepto de antivalores es aquel que hace referencia al grupo de valores o actitudes que pueden ser consideradas peligrosas o dañinas para el conjunto de la comunidad en la que tienen lugar. Los antivalores son lo opuesto de los valores tradicionalmente considerados como apropiados para la vida en sociedad, aquellos que se dan naturalmente en el ser humano y cuya presencia asegura la convivencia de unos con otros.

De acuerdo a las religiones y a diferentes sistemas sociales, los considerados valores son la libertad, la felicidad, la solidaridad, la honestidad, el compañerismo, la paz, el amor, la tolerancia, la justicia y la fidelidad, entre muchos otros. Así, los antivalores serán aquellos que se opongan a los ya mencionados y que impliquen siempre la presencia de conflicto. Algunos de los antivalores más conocidos y característicos del ser humano son la envidia, el egoísmo, la traición, la mentira, la violencia, el racismo, la injusticia, el abandono y muchos otros. En este sentido, es interesante aclarar que si bien los antivalores, como los valores, pueden ocurrir en una comunidad de manera conjunta, hay muchos casos históricos en los cuales alguno de ellos prevaleció, por ejemplo el racismo en la Alemania nazi o la violencia en muchas sociedades actuales.

La religión cristiana señala siete pecados capitales que son aquellos que marcan al ser humano y que son considerados los antivalores principales y más dañinos para la sociedad: la envidia, la gula, la lujuria, la avaricia, la ira, la pereza y la soberbia. Todos ellos representan un exceso y una actitud negativa que puede generar daño en aquel mismo que lo practica como también en otros. Si bien las religiones son las que señalan de manera más clara y evidente una ética relacionada con el ser digno y humano, la noción de antivalores se da también por fuera de cualquier religión ya que atañe directamente al bienestar de una comunidad.

El valor es aquella cualidad que se le confiere a las cosas, hechos o personas, es decir, una estimación que podrá ser positiva o negativa, en tanto, es la Axiología la disciplina, parte de la Filosofía, que se encarga del estudio de la naturaleza y la esencia del valor en cuestión.

Y en otro sentido, los valores, son aquel conjunto de ejemplos que la sociedad propone en las relaciones sociales, esta situación ha dado lugar a la existencia de una escala de valores que irá de lo positivo a lo negativo. Entre los valores morales se destacan: la felicidad, la honestidad, la libertad, la humildad, el amor, la paz, el respeto, la sencillez, la responsabilidad, la tolerancia social, la unidad, la ayuda, la amistad, la caridad, la justicia, la fidelidad, el trabajo, la limpieza.

Entonces, así como hay una escala de valores morales también existen los antivalores o valores inmorales, el camino que nos proponen estos últimos por supuesto apunta a lo equivocado porque no solamente los mismos deshumanizan a los individuos, los degrada, sino que además harán que seamos merecedores de desprecio, desconfianza y del rechazo del resto de las personas y en algunos casos hasta plausibles de recibir un castigo por ellos.

Entre los antivalores se destacan los siguientes: la esclavitud, la angustia, la arrogancia, la deshonestidad, el odio, la guerra, el irrespeto, la altanería, la irresponsabilidad, el perjuicio, la división, la envidia, la enemistad, la injusticia, la infidelidad, la ignorancia, la pereza, la suciedad, la desigualdad.

Una persona movida principalmente por antivalores se colocará ante la tabla de valores con una actitud absolutamente negativa, ya sea para rechazarlos o violarlos. Las personas calculadoras, frías e insensibles a lo que sucede a su alrededor se rigen por antivalores.

Definición de Arrogante

La palabra arrogante es el término que empleamos comúnmente cuando queremos expresar que un individuo se destaca por su soberbia y su altanería en la interacción con los demás. En el ámbito social es fácil de detectar al arrogante dado que siempre se presenta presumido y con aires de superación frente a los demás.
También es frecuente que mire a quienes lo rodean con desprecio porque él cree que se encuentra en un nivel superior a todos, sin excepción.

Muchos indican que el comportamiento arrogante está en estrecha vinculación con la necesidad de auto valorarse para incrementar una estima lastimada, o en su defecto es la consecuencia de un fuerte nivel de vergüenza que se esconde a partir de un desenfrenado orgullo que en definitivas cuentas no existe realmente.

Es importante mencionar que la vida social al arrogante no se le hace para nada fácil ni mucho menos ya que esa postura de constante superación o elevación respecto a los demás no hace más que alejarlo del común de la gente, que generalmente ante esas actitudes se siente incómoda y tiende a apartarlo o evitarlo.

El comportamiento del arrogante presenta cierta similitud con el egocéntrico, especialmente por la inclinación constante a mostrar que es superior a los otros. Una de sus tácticas más frecuentes es la humillación y el menosprecio al otro, porque con ello siente que ha triunfado sobre los demás.

En tanto, quien es arrogante es porque lo mueve la arrogancia, tal como se denomina a aquel modo de ser que se destaca por disponer de un orgullo excesivo y que entonces lleva a creer a ese individuo que es mejor y superior al resto. La arrogancia está clasificada como un defecto de la personalidad.

Aunque si bien el mencionado sentido es el más extendido que presenta la palabra, cabe destacar, que también empleamos la misma para expresar que alguien es valiente y decidido en su accionar y comportamiento.

El concepto que directamente se opone al de arrogante es el de humilde.

La arrogancia es una característica que presentan algunas personas y que refiere la altanería, soberbia y sentimiento de superioridad que hace que el individuo que la posee se sienta muy superior a los demás.
En tanto, a la persona que la ostenta, popularmente, se la denomina como arrogante.

El arrogante como su marca personal siempre tiende a exagerar su propia importancia con respecto al mundo que lo rodea.

Si bien generalmente uno puede identificar al arrogante a través de sus palabras, también es posible que el arrogante no se manifieste pre-eminentemente a través de lo que dice sino más a través de sus actos.
Por ejemplo, en una reunión o en cualquier otro ámbito, el arrogante será fácil de detectar porque será aquel que constantemente echará por la borda las opiniones y comentarios del resto de las personas, por supuesto, situándose el por encima de las mismas con sus propias opiniones y comentarios.

Por esto que mencionábamos es que casi siempre el arrogante resulta ser un individuo bastante impopular y desagradable con lo cual es preferible tener el menor contacto posible.

Por otro lado, el estereotipo que constituye el arrogante es muy usual de encontrar en la tradición narrativa; películas, cuentos, novelas y obras de teatro siempre presentan en sus argumentos a algún arrogante que hace de las suyas, porque los mismos, por las características que per se ostentan son muy ricos a la hora de tener que desarrollar cualquier tipo de trama argumental. Obviamente no son los buenos tipos, los héroes, sino los antagonistas, los malvados de la historia, quienes presentan esta característica tan común de la arrogancia.

Aunque son los menos, también es recurrente que aquellos personajes humorísticos y de corte bondadoso presenten alguna cuota de arrogancia en las historias de ficción.

Y otro de los usos que ostenta el término, para nada en sentido negativo como el mencionado, es para referir la valentía o decisión que presenta una persona ante una determinada circunstancia. La arrogancia que demostró, aún ante el peligro, realmente fue admirable.

de la red

.

http://www.scielo.org.ar/img/revistas/enfoques/v20n2/a02fig2.jpg

http://k36.kn3.net/taringa/1/0/8/1/3/7/45/jigsaw_vendetta/BF5.jpg?9873

Zhong Biao-06

4b012cf1555d5a1ff36dcc920e714ace

Jon Foster | OLDSKULL.NET

Ilustración de JON FOSTER

Votos 0
Enviadme un correo electrónico cuando las personas hayan dejado sus comentarios –

¡Tienes que ser miembro de Anundis.com :: Discapacidad :: Red Social para agregar comentarios!

Join Anundis.com :: Discapacidad :: Red Social

Comentarios

  • A todos les voltiamos la cara para no ver.

This reply was deleted.