Quedarnos quietos y sumergirnos en el silencio es un camino para volver a encontrarnos con lo esencial. Hemos olvidado que una mente y un corazón en paz son el único camino para alcanzar el equilibrio y con él, el bienestar.

El silencio es la vía más sencilla y natural para aquietar la mente y calmar las emociones. Esta es una verdad muy simple, que tiene consecuencias muy profundas. Es sorprendente todo lo que podemos lograr si básicamente aprendemos a guardar silencio, sin apenas movernos. No como un acto de contención o represión, sino como una manera de sortear inteligentemente todo tipo de situaciones.

No es exagerado decir que la vida de cualquier persona puede cambiar si tan solo logra que el silencio ocupe un lugar central. Son incontables los conflictos que se logran evitar, las culpas que se conjuran, la claridad que se consigue y el equilibrio que se alcanza. De hecho, muchos conocedores definen el zen precisamente como la capacidad para guardar silencio y quedarse quieto.

Los ríos más profundos son siempre los más silenciosos”.

-Curcio-

En la actualidad, todo parece ir en contra de la tranquilidad, el silencio y las formas de vida sencillas. Por el contrario, nos rodeamos de estímulos, experiencias y de ruido, mucho ruido. El ser humano permanece en una actitud de acumulación que conduce a estados de inquietud. Fácilmente terminamos sintiéndonos insatisfechos, sin importar cuántas experiencias, amores, dinero o éxitos hayamos logrado acumular. La razón es una sola: nos hemos olvidado de lo esencial.

Visitas: 40

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Anundis.com :: Discapacidad :: Red Social para añadir comentarios!

Participar en Anundis.com :: Discapacidad :: Red Social

Comentario por orilla el noviembre 14, 2020 a las 2:38pm

Excelentes reflexiones....

Saludos

© 2004 - 2020   Anundis.com :: Discapacidad :: Red Social   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio