*Actos Fallidos*

9485943267?profile=original

PARA ENAMORARSE DE LA VIDA


“Ay, hombre,

ojalá que te enamorases de la vida

como te enamoras de las mujeres”
Sophia Rodriguez.


También dedico a ella este capítulo.

I
La vida es eso que pasa
no lo que viene ni lo que se va.

II
Divide la vida por canciones
y un día escúchalas todas
mirando a la luna.

III
Enamórate de la vida
como te enamoras de las mujeres
si eres un mujeriego
o de pendejos
si eres una mujer muy terca.
Parafraseando a Neil Hillborn:
Ama la vida

como te odias a veces a ti mismo.

IV
Pinta tu casa.
Córtate el pelo.
Dile hola a alguien.
Dile adiós a quién hace tiempo
tuvo que haberse ido.

Contempla cómo las cosas
no tienen por qué quedarse igual.

V
Un día piérdete.
Di: ¡A la verga todo!
y ve al mar a caminar descalzo
o a un bar a besar desconocidos
o a una cafetería a leer un libro.
Un día piérdete y abraza
a los que te pregunten dónde estabas.

VI
Consigue un perro o una plata:
Siente la responsabilidad y el amor
que supone cuidar a otro ser vivo.
Así se siente tu madre:
Márcale por teléfono y dile que la quieres.

VII
Despierta con el teléfono

en modo avión
que las urgencias

de todos esperen unas horas.
No dejes que nada entre la primera hora.
Tomate un café y mira la vida pasar.

VIII
Sobrevive un temblor
o un choque o de morir ahogado.
Si no eres tan dado a esto de morirte
observa bien cómo te sientes
cuando un ser querido fallece:
Dejas de estresarte por estupideces.
Vive tu vida así. Siempre.

IX
No eres quién la gente dice que eres.
No eres lo que tú piensas ser.
No eres lo que tu madre ve.
No eres lo que tu padre hizo.
No eres más que una hoja en blanco
no le des la pluma a nadie más:
No todos saben escribir poesía.

X
Enamórate

de una persona horrible
para cuando llegue la indicada

la quieras bien.
Muchos olvidan la segunda parte.

XI
Entrega tu cuerpo

a quién consideres prudente.
Acepta los refugiados de la vida

y dales algo de paz.
Dales pan,

dales agua y un poquito de amor
si es que no te molesta darlo.
Da amor por el cuerpo

pero siempre usa condón.
Para el corazón no hay,

así que agradece que al menos
algo podemos proteger.

XII
Da apodos bonitos a todos:
La poesía es otra forma de decir las cosas.

XIII
Presta libros aunque no te los regresen.
Un libro es cómo cuando dejas ir

a alguien importante:
Si no regresa es que nunca fue tuyo.
¿Quién eres tú para guardar la cura

de tantos males
cuando ya has curado los tuyos?

XIV
A veces tu amiga la que dice:
“Mándalo a la verga”
tiene razón.
Mándalo a la verga.

XV
En serio:
mándalo a la verga.
Te sentirás mejor.

XVI
Si vas en el coche con alguien
bésala cada que el semáforo

se ponga en rojo.
No importa que todos lleguen tarde
tú llegaste a tiempo al amor.
A todos los demás lugares

tenemos tolerancia.

XVII
Sal a bailar aunque no sepas.
Echando a perder se aprende.
Echando a perder se prende
y termina uno bailado y cogido.
Sal a bailar, dile a la vida:
Me tiras piedras

y las siento como flores.

XVIII
Aprende inglés.
No para conseguir un mejor trabajo
o ganar más dinero:

Ya no sirve para eso.
Aprende inglés y lee a Kaur.
Aprende a llorar en inglés
y a amar en español.

XIX
Busca la paz.
Lo que sea que signifique para ti.
Busca la paz

y saca los rifles y espadas:
Defiéndela a toda costa.

XX
¿Tuviste un día de mierda?
No te apures:

Te vas a morir.
Pronto acabará todo el sufrimiento.
¿Estás feliz? Gózalo.

Exprímelo.
Puede termine mañana.

XXI
No seas rencoroso:
Con suficientes penas cargas ya
como para cargar

también las de otros.

XXII
Si me hubiesen dicho que esto
se trata de ser feliz
hace tiempo hubiese

dejado de perseguir el oro
para buscarme una mujer.
Si me hubiesen dicho: Ve y sé feliz
hubiese sido feliz más joven.
Pero me dijeron:

Ve y haz tu vida.
No sé cómo se arma eso.

XXIII
Si hay una fiesta no sólo bebas,
no sólo comas, no sólo goces.
Quédate a limpiar.

Recoge las latas.
Barre el piso.

Ayuda a trapear.
Si fuiste feliz ahí
también es tu casa.

XXIV
Dale tu teléfono a tu mejor amiga
cada vez que te quieras emborrachar.
Vive.

Di estupideces.

Haz estupideces.
Pero que no quede grabado.
No le llames a quién sólo extrañas
estando así.
Porque sólo así lo quieres.

XXV
Mándalo a la verga.

XXVI
Lleva siempre un libro de poesía.
Son como amuletos de la buena suerte:
Atraen al amor y a la vida.
Bueno, no la atraen.
Te ayudan a saber que están ahí.

XXVII
Cada que lloramos
el mar nos sale por los ojos.
No lleves
a cualquier persona al mar.

XXVIII
Ama sin casco
sin rodilleras
sin equipo de protección.
Puede que en el tiempo
en el que te pones tanta protección
te des cuenta que por cuidadoso
haz llegado un poco tarde.

XXIX
En caso de dudas:
Acelera.

XXX
Búscate a alguien de cuerpo caliente.
Guarda su contacto como:

Frío.
Llámense cuando los frentes helados
ataquen la ciudad.
“Hola, hace frío.

No me gusta
estar sólo cuando hace frío”.

XXXI
Mírate al espejo y di:
Me perdono.
Repítetelo
hasta que te pongas a llorar.
Repítelo
hasta que sientas compasión
por ese fuerte ser que llora.

XXXII
¡Oye, idiota!
Soy la felicidad.
Estoy detrás de ti.

XXXIII
¡Oye, terco!
Soy el amor.
Estoy afuera y toco
pero no quieres abrirme la puerta.
Luego no vayas a quejarte
de que no llega aquello

a lo que no dejas pasar.

XXXVI
¡Oye, tú!
Toma aire.
Estás vivo.
Ve a la calle a gritarlo.
Ve y dile a esa persona que la quieres
que estás vivo con un carajo.
¡Estoy vivo y te quiero!
La vida se puede resumir
en esos dos verbos.

XXXV
Enamórate de tu vida:
las demás ya tienen novio.

Carlos Cortés

9485943679?profile=original

9485944473?profile=original

Votos 0
Enviadme un correo electrónico cuando las personas hayan dejado sus comentarios –

¡Tienes que ser miembro de Anundis.com :: Discapacidad :: Red Social para agregar comentarios!

Join Anundis.com :: Discapacidad :: Red Social