NO HAY EDAD PARA CORREGIR!

NO HAY EDAD PARA CORREGIR!
Esta historia me la contó mi madre...
Una vez, una mujer se encontraba amamantando a su bebé y lo tenía demasiado apapacho y consentido, el bebé le hizo una rabieta y con coraje golpeó el pecho de su madre, un sacerdote que presenció el hecho le dijo que lo castigará o lo corrigiera ya que lo que había hecho era un grave pecado, ya que el seno de una madre es casi sagrado, la madre no hizo caso de lo que el sacerdote le dijo, ¡nunca se imaginó el terrible castigo que enfrentaría!
A los pocos días el bebé enfermó gravemente y murió, fue velado y enterrado, al paso de una semana un día una vecina llegó apurada con la madre y le dijo, vente conmigo al panteón pues tienes que ver algo, al llegar la madre vió con dolor, asombro y tristeza que su bebé había sacado la mano de la caja y...
¡macabramente sobresalía de la tierra!
Llamaron al enterrador y lo acomodó, pero al otro día pasó lo mismo, ya no era casualidad
¡esto ya era sobrenatural!
La madre fue a ver al sacerdote y le comentó lo que había pasado, entonces el sacerdote le dijo que era un castigo del señor y que no descansaría en paz hasta que lo castigara, esto le había pasado por haber golpeado el pecho de su madre, luego le comentó, vas a ir a buscar tres varas de membrillo y le vas a golpear la mano a tu difunto hijo hasta que estas se acaben, solo así podrá descansar en paz, la madre con dolor de su corazón tuvo que hacerlo y le aplicó aquel terrible castigo a su fallecido hijo, sorprendentemente el bebé metió la mano a su cajita de muerto y descansó eternamente.

De la red

Leer más…
Votos 0
Enviadme un correo electrónico cuando las personas hayan dejado sus comentarios –

¡Tienes que ser miembro de Anundis.com :: Discapacidad :: Red Social para agregar comentarios!

Join Anundis.com :: Discapacidad :: Red Social