Publicaciones de David Bibiano Sahagún (421)

Ordenar por

https://www.eldiario.es/andalucia/en-abierto/mujer-discapacidad-dia-de-las-personas-con-discapacidad-enfermedades-raras_132_1794602.html?fbclid=IwAR3RbOTEOg0IB9pGs2ZoEBi9fD6uj6-MTIvHTk2a7D7l1XfG4oqz48vuNgs

Las personas con diferentes discapacidades no tenemos que "superarnos" en nada, ni demostrar nada a la sociedad; lo que se necesitan son DERECHOS en igualdad de condiciones

aún mayor en el caso de las mujeres.

La resiliencia y el apoyo mutuo en la discapacidad

Vanessa Gómez Bernal

Trabajadora social y Antropóloga. Doctora en estudios de Género y Discapacidad. — 10 de diciembre de 2018 23:01h

El 3 de diciembre "celebramos" el Día de las Personas con Discapacidad, un día en el que toca marketing, palabras huecas, políticos con gestos y lazos, espacios televisivos condescendientes… en definitiva, una hipocresía de día en el que se sigue sin hablar de lo importante y lo esencial. Se sigue sin hablar de las causas por las que personas con discapacidades son, somos, discriminadas en muchos contextos y espacios, y por qué se vive esa desigualdad social galopante, que es aún mayor en el caso de las mujeres.

Yo soy parte de esa población española catalogada como "discapacitada" y de esa parte de la población que suele ser menospreciada, infravalorada e infantilizada por definición. Padezco una enfermedad degenerativa llamada Retinosis Pigmentaria. Una enfermedad, además, catalogada como "rara" por el bajo índice de personas afectadas que somos en España. Una enfermedad invisible (no hay muestras físicas de la enfermedad en mis ojos) que nos ataca progresivamente la retina y por la cual vamos perdiendo la capacidad de ver poco a poco o rápido, nunca se sabe el ritmo al que puede avanzar. En definitiva, para que se entienda bien, me estoy quedando ciega poco a poco.

Tengo 31 años, me la diagnosticaron a los 20 y a los 21 me dieron un certificado de discapacidad del 78%; por entonces conservaba algo más de vista, en la actualidad sólo me queda un 8% de visión. He pasado por varias fases emocionales, intelectuales e incluso políticas en esta enfermedad: desconcierto, falta de entendimiento del típico ¿por qué a mí?, frustración… Ahora estoy en una fase combinada de empoderamiento feminista y frustración vital. El jarrón de agua helada que supuso esta enfermedad me dio empuje para despertar una gran inquietud por investigar antropológicamente, y desde una perspectiva feminista, por qué estructuralmente la discapacidad supone un factor de discriminación, desigualdad, exclusión, etc. De ahí cogí fuerzas para comprender lo que estaba viviendo en primera persona y darle un sentido vital a una nueva circunstancia en mi vida.

Mi discapacidad no es evidente "a simple vista", no se puede juzgar con la simple mirada a mi cuerpo, a mis ojos. Numerosas veces soy seguida por los supermercados o tiendas por los guardas de seguridad ante mi titubeo e inestabilidad en el andar por sitios que no conozco y tengo que palpar el camino o pararme a intentar visualizar por dónde tengo que coger. Aquí la ausencia de un rumbo seguro se hace patente por mi poca visión. Otras ocasiones en estos contextos me apoyo en estanterías y me acerco a objetos para verlos mejor. En este caso soy juzgada por mi comportamiento "anormal", "desordenado", "sospechoso" que irrumpe en un transcurrir cotidiano neoliberal donde prima la rapidez, el orden, la eficacia, lo productivo, lo instantáneo… en los peores casos de ambigüedad puedo ser vigilada por ser sospechosa de robo. Algo que me ha pasado en varias ocasiones. En el contexto político en el que me muevo, soy activista feminista y desde hace pocos meses, concejala en la oposición por la candidatura municipalista Levantemos El Puerto, también he tenido muchas "anécdotas" que forjan todo lo que rodea de prejuicios, infravaloración, estereotipos, etc, de cómo se construye socialmente a las mujeres con discapacidad. En una ocasión, la portavoz del partido Ciudadanos en mi ciudad me interpeló públicamente en un pleno poniendo en cuestión que quizás no veía tan poco como yo decía. No la denuncié, ahora me arrepiento de ello.

Todas estas historias relativas a encuentros molestos, paternalistas, insensibles, inútiles y, a veces, por qué no, incluso divertidos en ocasiones excepcionales, que podemos tener casi a diario con dependiente@s en las tiendas, personas que pasan por nuestro lado por las aceras, ascensores, bares, cine, compañer@ de trabajo… pueden ir acompañados de preguntas, comentarios y miradas que hacen que muchas veces interaccionar en estas lógicas de "normalidad" se convierta en algo conflictivo.

Desde que fui consciente de mi enfermedad y de mi nueva catalogación social como "discapacitada" observo con nitidez lo que ocurre cada 3 de diciembre. Un año tras otro. Por eso digo alto y claro que estoy cansada de condescendencia, de espíritu de superación y de discurso políticamente correcto que me abrasa por dentro. Y me abrasa por dentro porque las personas con diferentes discapacidades no tenemos que "superarnos" en nada, ni demostrar nada a la sociedad; lo que se necesitan son DERECHOS en igualdad de condiciones.

Lo que se necesita es que haya una comprensión real de la diversidad humana que no suponga que por cualquier particularidad patológica, social, étnica, de género, etc, sea una excusa para seguir reproduciendo segregación, estigma y desigualdad social. La batalla de la discapacidad es, y ha sido siempre, política. La batalla de la discapacidad es, y ha sido siempre, feminista. No podemos apelar a la individualidad ni al espíritu de superación si no creamos un contexto social que empiece por garantizar de verdad TODOS los derechos humanos en este ámbito que a día de hoy se siguen vulnerando.

Un año más, ha pasado el 3 de diciembre. Un año más sigo reivindicando lo mismo, dejemos de hablar de las personas con discapacidad y empecemos a hablar de sociedad discapacitante.

 

Autora: 

Trabajadora social y Antropóloga. Doctora en estudios de Género y Discapacidad. Activista feminista, actualmente Concejala de Levantemos El Puerto. Desarrolla su trayectoria en el ámbito de la investigación social feminista y en la intervención social en el campo de los desahucios como trabajadora social.

Leer más…

3DeDiciembre:

9486105653?profile=original
✊#3DeDiciembre: Nada que celebrar y mucho por reivindicar💪
Viendo las campañas de "sensibilización", las quitas y vulneraciones de derechos adquiridos y el negacionismo ideológico hacia las instancias a las que aspirábamos.
El ocultamiento eugenésico, la medicalización/institucionalización y mercantilismo, los discursos discapacitantes, la despolitización/DIS-ciudadanía, la falta de compromiso de los Estados y silencios cómplices de muchas asociaciones, profesionales y políticos (tránsfugas)
La falta de acción/resignación de gran parte del colectivo.
La asexualización-deshumanización, las dependencias sostenidas, los minusvalidismos y segrecacionismo por "condición de discapacidad".
El retorno a la caridad y beneficencia, las teorías inspiracionales y del déficit:
Qué querés celebrar?!
Por menos 3 de diciembre (Día internacional de las personas con discapacidad) y más 10 de diciembre: DÍA INTERNACIONAL DE LOS DERECHOS HUMANOS.

Leer más…

AFLOREM: el primer proyecto de viviendas colaborativas o cohousing para personas con discapacidad física

Cohousing Lab Aflorem

En los últimos tiempos, la sociedad se ha preocupado por las personas con discapacidad de manera que hoy es normal cruzarse en la calle con mujeres, hombres y niños en sillas de ruedas eléctricas que recorren el barrio, entran en los supermercados y tiendas o simplemente pasean al sol. Se desplazan en coches preparados para la conducción según las necesidades, estudian, van a la universidad. Van desapareciendo las barreras arquitectónicas. Esto les ha dado libertad y expansión. También el mercado laboral se ha favorecido del aporte de personas con discapacidad que no por tener una dificultad física son menos aptas para el trabajo.

El mundo se está abriendo para este colectivo con necesidades especiales, están aflorando, y ahora llega también un nuevo modelo de vivienda que promete resolver el problema de la vejez y la soledad que ya existe de por sí, y, sumado a discapacidad, su envergadura se multiplica.

En la concepción actual de sociedad hay un agujero negro que no parece que vaya a cambiar en poco tiempo. La tendencia a la adquisición en propiedad de una vivienda para la formación de una familia hace que, en su evolución, llegue un día en que los progenitores se queden solos, muchas veces en casas muy grandes que no son compartidas. Con las mermas de ingresos por causa de la jubilación y el aumento de problemas físicos debido a la edad, muchas, demasiadas veces, las vidas de las personas mayores se vuelven solitarias y la única alternativa parecía ser el ingreso en una residencia.

No todos piden una residencia

Pero no todas las personas mayores solas necesitan una residencia. Las hay que, a pesar de la edad y de las diferentes enfermedades que pueden aparecer se mantienen hábiles y activas, realizan diferentes tareas, trabajan o se dedican al arte o cuidan a sus nietos.

Fue debido a estas cuestiones que un grupo de afectados de esclerosis múltiple que se habían quedado solos por diferentes circunstancias, empezaron a investigar una forma de ir a vivir juntos para ayudarse mutuamente. Con la misma o parecida discapacidad y comprensión mutua de sus múltiples síntomas, llegaron al concepto de “Vivienda colaborativa o Cohousing”.

Cohousing

Con relación al modelo “cohousing” hay una amplia información en la red. Aquí vamos a hablar de “AFLOREM: el primer proyecto de viviendas colaborativas o cohousing para personas con discapacidad física”.

La entidad elegida para la creación y gestión de AFLOREM fue cohousing_LAB, que asesora y acompaña durante todo el proceso a grupos de personas que impulsan una iniciativa de viviendas colaborativas. Los técnicos de cohousing_LAB han apoyado desde un comienzo con determinación esta causa y siguen trabajando intensamente en el proyecto para que AFLOREM florezca.

Cohousing Lab Afloremhttps://www.tododisca.com/wp-content/uploads/2020/11/cohousing-lab-aflorem-barcelona-ana-fernandez-daniel-nassar-arquitectura-01-234x300.png 234w, https://www.tododisca.com/wp-content/uploads/2020/11/cohousing-lab-aflorem-barcelona-ana-fernandez-daniel-nassar-arquitectura-01-768x984.png 768w, https://www.tododisca.com/wp-content/uploads/2020/11/cohousing-lab-aflorem-barcelona-ana-fernandez-daniel-nassar-arquitectura-01-150x192.png 150w" sizes="(max-width: 777px) 100vw, 777px" data-pin-no-hover="true" width="777" height="996" />Cohousing Lab Aflorem

AFLOREM, www.aflorem.org, estará ubicado en el barrio del Gorg de Badalona. Contará con 12 viviendas para doce socios que deberán estar registrados como personas con discapacidad física con un mínimo del 33% de discapacidad. Constará con 4 apartamentos de 2 habitaciones para parejas con hijos y 8 apartamentos para parejas o solteros.

La cooperativa contará con los siguientes servicios comunitarios: comedor, gimnasio, piscina, terrazas, jardín, sala de juntas, lavadero, energía fotovoltaica y servicios como fisioterapia, aqua gym, cocinero, limpiador, y los que el consejo rector de la cooperativa AFLOREM decida.

También contará con ayudas de voluntarios, apoyo de instituciones y de socios colaboradores que aporten donaciones.

Este proyecto viene realizándose desde hace dos años en que se conformó la Cooperativa AFLOREM. En 2019, intervino en el programa La Nit dels Savis de Canal Terrassa, y también participó de entrevistas en BDN Televisió y Radio de Badalona.

Premiado por Zardoya Otis

Recientemente, la iniciativa fue galardonada con el premio Zardoya Otis “Por un mundo sin barreras” al mejor emprendimiento para personas con discapacidad.

Cuenta con el apoyo de la Fundación de Esclerosis Múltiple (FEM) en cuanto a difusión y asesoramiento.
Actualmente los socios impulsores Elsa, Carmen y Álex se reparten las tareas de presidente, secretario y tesorero. Hacen reuniones mensuales, en este momento telemáticas, para captar los ocho socios que faltan para llenar el cupo de la Cooperativa y comenzar a construir.

Quien desee participar de las reuniones informativas, puede apuntarse escribiendo un correo a info@cohousinglab.com para reservar su plaza. En estas sesiones se explica el fundamento de la convivencia en un sistema Cohousing, compartiendo tareas y beneficios en un edificio diseñado a medida para facilitar todas las necesidades de la comunidad.

Es así como un colectivo vulnerable, como es el de las personas con esclerosis múltiple u otra discapacidad física, vivirán en un entorno totalmente adaptado donde encontrarán una nueva razón para vivir. Será un lugar donde desplegar su pasión, ese talento que todos tenemos dentro, y desarrollar una vida plena compartiendo con sus vecinos las tareas cotidianas, el ocio, el aprendizaje permanente y, en definitiva, la alegría de formar parte de un proyecto pionero como será – y ya es – la Cooperativa Cohousing AFLOREM.

Leer más…

Madrid, 2 dic (EFE).- La Plataforma de los Niñ@s de la Polio ha lamentado este miércoles que ningún gobierno les recuerde y ha insistido en que se reconozcan los derechos de los afectados como damnificados por la "pandemia" de esta enfermedad que "destrozó" la vida a miles de menores.

Se expresa de esta manera en su manifiesto con motivo del Día Mundial de la Discapacidad, que se conmemora mañana, y en el que señala que los daños que sufrieron los niños y niñas en las décadas de los 50, 60 se podrían haber evitado en su mayoría, con la vacuna contra la poliomielitis.

En España, la vacunación masiva comenzó a mediados de 1963 aunque desde comienzos de los cincuenta existía una vacuna, desarrollada por Jonas Salk, y en 1961 se comercializó otra, la del doctor Albert Sabin, recuerda la plataforma en el documento.

España por entonces "se encontraba sumida en una cruel y despiadada dictadura" que "antepuso" la economía y en concreto el turismo a comenzar una campaña de vacunación masiva contra la enfermedad, según los afectados.

"Ningún gobierno nos recuerda, da la impresión, de que todos ellos, desearían que no hubiésemos nacido, para no tener que afrontar la realidad y estar señalados, como herederos y cómplices, de una dictadura", sostiene la Plataforma.

Los afectados afirman que con el coronavirus se están cometiendo los mismos errores que entonces y que "la única diferencia es que lo que antes se ocultó con la propaganda franquista, hoy no es posible hacerlo". EFE

Leer más…

Acercamiento a la Convención de la ONU sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad

https://viandalucia.org/wp-content/uploads/2020/12/IMG_20201201_100948-300x229.jpg 300w" data-sizes="(max-width: 561px) 100vw, 561px" sizes="(max-width: 561px) 100vw, 561px" srcset="https://viandalucia.org/wp-content/uploads/2020/12/IMG_20201201_100948.jpg 561w, https://viandalucia.org/wp-content/uploads/2020/12/IMG_20201201_100948-300x229.jpg 300w" />Fondo blanco y en verde el escudo de la ONU

La Convención de la ONU sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad supone el primer Tratado de Derechos Humanos del Siglo XXI, aprobado por consenso en la Asamblea General de Naciones Unidas el 13 de diciembre de 2006, y firmado y ratificado por España el 3 de mayo de 2008; desde ese momento forma parte del ordenamiento jurídico español; es decir, es de obligado cumplimiento.

Por tratarse de un Tratado Internacional es considerada una ley de rango superior, de igual importancia que nuestra Constitución.

La Convención aborda los derechos civiles, culturales, políticos, sociales y económicos de las personas con diversidad funcional desde una óptica distinta a como se había venido haciendo hasta el momento de su redacción: pone el foco de las discriminaciones sobre el entorno y las políticas que les afectan, desterrando la visión médico-rehabilitadora que incide en la “normalización” de las personas para poder ser incluídas en pie de igualdad en la sociedad. Asume, por lo tanto, el modelo Social o de Vida Independiente, rompiendo así con el paradigma dominante que presentaba a casi el diez por ciento de la población como sujetos pasivos, no igualados en derechos con el resto de la ciudadanía.

La sistemática vulneración de los derechos humanos de la más amplia minoría humana, justificó el poner negro sobre blanco un marco legislativo que los protegiera y obligara a cumplirlos.

Así, en su Preámbulo:

  • Reconoce la dignidad y el valor inherentes y de los derechos iguales e inalienables de toda la familia humana,
  • Reafirma la universalidad, indivisibilidad, interdependencia e interrelación de todos los derechos humanos y libertades fundamentales, así como la necesidad de garantizar que las personas con discapacidad los ejerzan plenamente y sin discriminación,
  • Reconoce que la discapacidad resulta de la interacción entre las personas y las barreras debidas a la actitud y al entorno que evitan su participación plena y efectiva en igualdad de condiciones.
  • Destaca la importancia de incorporar las cuestiones relativas a la discapacidad como parte integrante de las estrategias pertinentes de desarrollo sostenible.
  • Reconoce que la discriminación contra cualquier persona por razón de su discapacidad constituye una vulneración de la dignidad y el valor inherentes del ser humano,
  • Reconoce además la diversidad de las personas con discapacidad.
  • Reconoce la necesidad de promover y proteger los derechos humanos de todas las personas con discapacidad, incluidas aquellas que necesitan un apoyo más intenso.
  • Observa que las personas con discapacidad siguen encontrando barreras para participar en igualdad de condiciones con las demás en la vida social y que se siguen vulnerando sus derechos humanos en todas las partes del mundo.
  • Reconoce que las contribuciones que realizan y pueden realizar las personas con discapacidad  a la comunidad, y que el goce de sus derechos y libertades fundamentales, así como su plena participación, tendrán como resultado avances significativos en el desarrollo económico, social y humano de la sociedad y en la erradicación de la pobreza.
  • Reconoce la importancia que para las personas con discapacidad reviste su autonomía e independencia individual, incluida la libertad de tomar sus propias decisiones.
  • Considera que las personas con discapacidad deben tener la oportunidad de participar activamente en los procesos de adopción de decisiones sobre políticas y programas, incluidos los que les afectan directamente.
  • Preocupa la difícil situación en que se encuentran las personas con discapacidad por ser víctimas de múltiples o agravadas formas de discriminación por motivos o circunstiancías de diversa índole.
  • Reconoce que las mujeres y las niñas con discapacidad suelen estar expuestas a un riesgo mayor, dentro y fuera del hogar, de violencia, lesiones o abuso, abandono o trato negligente, malos tratos o explotación.
  • Reconoce que los niños y las niñas con discapacidad deben gozar plenamente de todos los derechos humanos y las libertades fundamentales en igualdad de condiciones con los demás niños y niñas.
  • Subraya la necesidad de incorporar una perspectiva de género en todas las actividades destinadas a promover el pleno goce de los derechos humanos y las libertades fundamentales por las personas con discapacidad.
  • Destaca la mayor incidencia de pobreza en las personas con discapacidad y la necesidad fundamental de mitigar sus efectos negativos.
  • Reconoce la importancia de la accesibilidad al entorno físico, social, económico y cultural, a la salud y la educación y a la información y las comunicaciones, para que las personas con discapacidad puedan gozar plenamente de todos los derechos humanos y las libertades fundamentales,
  • Consciente de que las personas, que tienen obligaciones respecto a otras personas y a la comunidad a la que pertenecen, tienen la responsabilidad de procurar, por todos los medios, que se promuevan y respeten los derechos reconocidos en la Carta Internacional de Derechos Humanos.
  • Reconoce que la familia tiene derecho a recibir protección de la sociedad y del Estado, y que las personas con discapacidad y sus familiares deben recibir la asistencia necesaria para que las familias puedan contribuir a que estas personas gocen de sus derechos plenamente y en igualdad de condiciones.
  • Reconoce que una convención internacional amplia e integral para promover y proteger los derechos y la dignidad de las personas con discapacidad contribuirá significativamente a paliar la profunda desventaja social de las personas con discapacidad y promoverá su participación, con igualdad de oportunidades, en los ámbitos civil, político, económico, social y cultural.

En conclusión, este Tratado de Derechos Humanos supone una herramienta legal de referencia en la lucha contra la discriminación sistemática de las personas con diversidad funcional. La enumeración de derechos a proteger, así como de las herramientas para hacerlos efectivos, se muestran doce años después de su entrada en vigor, como una guía necesaria e imprescindible. La interdependencia e interrelación de todo su articulado, obliga a su cumplimiento íntegro, poniendo en evidencia los siglos de discriminación y desprotección soportados por este colectivo de personas con diversidad funcional.

Personas individuales, colectivos, instituciones, administraciones y gobiernos se encuentran en la obligación de respetarla y posibilitar su cumplimiento.

Para ver el preámbulo completo por favor pulse el enlace.

FacebookTwitterEmailWhatsApp

Leer más…

Mujer y diversa

Mujer y diversa

8 de marzo

Soy mujer, diversa, una situación alejada del estándar marcado por la sociedad, con un cuerpo no normativo, alejado de los cánones de belleza.

Tan sólo son características que acompañan al hecho de ser mujer.

Pero las normas que se establecen para nosotras, nos alejan del resto de mujeres.

Pides trabajo y te dan una subvención, en el mejor de los casos. Eso sí, de por vida, para que ni intentes volver a pensar en mezclarte con los productivos y valorados.

Las leyes nos tratan diferente, ¿será un reflejo de lo que piensa el resto de la sociedad?

Generalmente, ni las más rebeldes nos citan cuando hablan de mujeres.

Cuando se legisla por violencia de género, a nosotras nos envían a servicios sociales, a las que cumplen con el estándar… a un hogar, donde pueden acompañarse, entenderse con sólo mirarse. A nosotras tan sólo nos miran con compasión, no por los golpes, sino por la diferencia.

Lo que importa es que seas “normal”. Pero nosotras nos salimos de la curva de Gauss, pero no hemos dejado de estar siempre presentes en la sociedad, aunque siempre ocultas detrás de la compasión del resto.

Hoy no vamos a permitir que nos coloquen detrás, ni que nos oculten o nos abanderen para luego ni considerarnos por lo que SÍ somos: mujeres.

Hoy hablaremos por nosotras, las invisibles, la olvidadas entre las mujeres, las diversas.

Quiero tener las mismas opciones que otra mujer que ande con piernas, vea con ojos, escuche con oídos y entienda las reglas de esta sociedad tan asustada de aceptar la diferencia.

Si hay un hogar para mujeres que intentan escapar de la violencia, yo también soy mujer.

También huyo de los golpes y necesito ayuda, es cierto qué puede ser una ayuda distinta, pero ¿por eso hay que se nos puede excluir del resto de mujeres que entienden por lo que estoy pasando?

No necesito que me digas que tengo que hacer o cómo, lo que necesito es que entiendas que tengo derecho a decidir cómo quiero vivir y, que igual que tú, cuando soy maltratada y violentada por el machismo puedo necesitar que me orientes y, me apoyes igual que la que ve, la que camina, la que oye, la que comprende el lenguaje con el que la sociedad ha decidido comunicarse.

Quiero estar presente, quiero contar con tú apoyo, que me des la mano, me veas y aceptes tal y cómo soy, diversa y mujer.

Katja Villatoro

http://derechoshumanosya.org/mujer-y-diversa/
Leer más…

SEXUALIDAD Y PARÁLISIS CEREBRAL

UN GRAN ICEBERG

Como bien ha dicho mi corto, soy Estela, y estoy aquí en el Congreso de la Parálisis Cerebral, para reivindicar el derecho a acceder a nuestra sexualidad como personas sexuadas que somos y de pleno derecho.

No soy un bebé, ni una niña, y menos una persona asexuada por ir en una silla de ruedas. Soy una mujer que tengo la capacidad de disfrutar de todo, el mismo derecho y las mismas necesidades que todo el mundo y ahí entra mi sexualidad.

¿Sexualidad, qué es eso?

Estela. Sexualidad y diversidad funcional. SexducacionSe suele decir que es un tabú, pero en realidad todo el mundo habla de sexo, o más bien, como diría Antonio Cubillo, se habla de “follares”, porque el concepto de sexualidad está muy contaminado como consecuencia de la insuficiente educación sexual que recibimos y la industria del sexo (eso cuando se recibe), porque, en el caso de las personas con diversidad funcional, intelectual o mental, sí que se ha convertido en un verdadero tabú, impuesto por los prejuicios sociales y la falta de recursos, como bien podía ser la asistencia sexual.

 La sexualidad se problematiza y se reduce a la reproducción, que es algo muy diferente, privándonos de otras experiencias fundamentales para el desarrollo de la propia identidad.

La sexualidad está formada por sensaciones de placer y el placer está en las vivencias de disfrute, como por ejemplo una mirada cómplice con otra persona, o bañándose en la playa, eso es sexualidad porque estás disfrutando. El placer está en todos lados, pero lo reprimimos porque sentir placer no está bien visto y ya, si lo manifiestas abiertamente, estas salida. Pues bien, limpiemos la sexualidad de prejuicios y tabúes porque la sexualidad es una de las necesidades básica del ser humano, como lo son las relaciones sexo-afectivas.No somos los eternos niños por más que le pese a la sociedad. Somos personas deseadas, deseantes y deseables como personas sexuadas que somos.

Cuando decimos la palabra “deseo” rápidamente viene a la mente “deseo sexual” y todo lo que tenga que ver con los “follares”. Pues bien, hay tantos deseos como personas. Por ejemplo, deseo vivir en un mundo igualitario o deseo beber un vaso de zumo, son tan deseables como desear tener una relación sexual. No limitemos una palabra sólo a un significado.  

Estela. Sexualidad y diversidad funcional. SexducacionLa mayoría de las personas cuando piensan en las zonas erógenas, piensan en la boca, los pechos y en los genitales. Pero la mayor zona erógena del ser humano está llena de límites, cánones de belleza, estereotipos y prejuicios; estoy hablando de nuestra mente. La sexualidad no es solo algo físico, está claro, el cuerpo también cuenta y mucho. Nuestros cuerpos tienen que dejar de ser ajenos por qué son nuestros y tenemos convertirlos en espacios de vida y placer.

En el caso de las personas con diversidad funcional, no siempre podemos acceder a nuestro cuerpo y a nuestro placer. Por eso quiero reivindicar aquí la figura del asistente sexual. Su función es dar apoyo a las personas que no podemos acceder a nuestro propio cuerpo o no podemos desenvolvernos por nosotros mismos para determinadas acciones como puede ser colocarse un preservativo. No es una persona con la que practicar sexo sino que te ayuda a practicarlo, algo que debería ser tan natural como ir al baño o cambiarse un tampón.

 Estela. Sexualidad y diversidad funcional. SexducacionLa sobre protección familiar, así como la discriminación y la exclusión social, nos privan de nuestros derechos y de la oportunidad de tener vivencias en las cuales podemos conocer nuestra sexualidad. Yo descubrí mi sexualidad en un campamento y desde ahí he descubierto muchas cosas más, he podido relacionarme con todo tipo de personas, me he formado y gracias a ello me estoy empoderando, porque la sexualidad me da conocimiento de mi ser y confianza en mí misma.

Por esa sobreprotección y por esa falta de educación sexual, no sabemos donde están los límites de hasta donde pueden acceder a nuestro cuerpo. Desgraciadamente hay mas abusos de lo que creemos y no solamente de tipo sexual, tanto en las entidades como en el entorno familiar. Por eso es tan importante recibir esta información y formación en el ámbito de la educación sexual.

Quiero reivindicar también la falta de apoyos en las entidades, ya que cuando hay alguna pareja en una entidad, se prohíbe o se impiden las relaciones sexo-afectivas, ¿Por qué? Porque es raro y tabú ver a dos personas con diversidad funcional o intelectual dándose un beso en la boca, pero si es en la cara dirán “Ay que ricos “. 

No somos ”los discapacitados”. Somos mujeres, hombres, transexuales o transgénero acon identidad propia con derechos y diversos, como el resto de la población. 

Por una sexualidad libre de tabúes, diversa y legítima.

ESTELA from Borja Zausen on Vimeo.

http://sexducacion.com/sexualidad-y-paralisis-cerebral/
Leer más…

El Supremo fija en el 45% el mínimo de discapacidad para la jubilación anticipada

Falta de movilidad y ceguera, dos tipos frecuentes de discapacidad física./El Día 1518437955595k.jpg
Madrid, EFE
12/feb/18 12:19 PM
eldia.es

El Tribunal Supremo ha aceptado que quienes padezcan un mínimo del 45% en su grado de discapacidad podrán acceder a la jubilación anticipada siempre que la valoración de su carencia no haya variado durante un tiempo suficiente, debido a que se les podrá aplicar el decreto que así lo fija.

La sentencia que señala esta doctrina, que ha sido divulgada por la asociación El Defensor del Paciente y por la Asociación de Víctimas de la Talidomida (Avite), afecta a todos aquellos ciudadanos incluidos en el decreto 1851/ 2009, relativo a, entre otros colectivos, las víctimas de la talidomida.

El citado decreto afecta a las personas que padezcan una discapacidad en relación con las siguientes enfermedades: "Discapacidad intelectual (antes retraso mental), parálisis cerebral, síndrome de Down, síndrome de Prader Willi, síndrome X frágil, osteogénesis imperfecta, acondroplasia, Fibrosis Quística, Enfermedad de Wilson, Trastornos del espectro autista, anomalías congénitas secundarias a Talidomida, secuelas de polio o síndrome postpolio".

En síntesis, nuestro Tribunal Supremo (TS) se hace eco de aquellas situaciones en las que se encuentran muchos trabajadores a quienes, padeciendo alguna de estas enfermedades y un grado de discapacidad superior o igual al 45% a la fecha de solicitud de la jubilación anticipada, no les había sido concedida ésta porque no acreditaban haber trabajado 15 años desde que padecen la discapacidad.

El decreto citado establece unos baremos que algunas de estas personas no podían cumplir aunque por la naturaleza de su enfermedad, ésta se hallara presente antes de la entrada en vigor de la norma (en el caso de los talidomídicos obviamente desde el nacimiento).

Lo que hace ahora el TS es reconocer que siempre que éstas enfermedades no hayan sufrido evolución alguna en el tiempo, los plazos a tener en cuenta deberán retrotraerse a la primera vez en que se valoró el grado de discapacidad de las personas afectadas.

El caso que ha dado lugar a la sentencia afecta a un enfermo de talidomida que padecía la discapacidad desde el nacimiento.

A este respecto el tribunal dice que "se trata de aplicar el nuevo Baremo establecido para la valoración de las minusvalías".

"No nos encontramos ante una revisión, sino una actualización del baremo, por lo que el periodo total cotizado por el actor lo ha sido habiendo trabajado con un grado de discapacidad superior al 45%, en concreto del 75%" (una patología congénita consistente en agenesia de ambos antebrazos y varios dedos).

http://eldia.es/sociedad/2018-02-12/9-Supremo-fija-minimo-discapacidad-jubilacion-anticipada.amp.htm?__twitter_impression=true
Leer más…

La accesibilidad universal: reto y oportunidad para la industria de los viajes

analisis-07-1.jpg

A pesar de los avances registrados, todavía queda mucho camino para que el viaje accesible a todas las personas sea una realidad, según el último estudio presentado por Amadeus y la Fundación ONCE. No se trata solo del reconocimiento de un derecho universal que condiciona a cerca de 2.000 millones de personas, sino también de una oportunidad económica para el turismo, ya que puede generar 60.000 millones de euros adicionales.

Por José María Paredes Hurtado

Según la OMT, este año se superarán ampliamente los 1.200 millones de viajeros en todo el mundo, gracias a la fuerte demanda que se ha registrado en el primer semestre de este año. Este mismo organismo prevé que en 2020 esa cifra alcanzará los 1.800 millones de desplazamientos.

Sin embargo, hay un grupo demográfico que todavía no se ha beneficiado plenamente de esa universalización de la cultura de los viajes: las personas con necesidades específicas de accesibilidad, ya sea por razones de edad o por una discapacidad: un segmento que ronda los 2.000 millones de personas que irá en aumento en los próximos años.

Este asunto, además de responder a la garantía de un derecho universal, también supone una importante oportunidad económica para la industria del turismo, que puede rondar los 70.000 millones de dólares (aproximadamente unos 60.000 millones de euros, es decir, casi ocho veces más que el presupuesto que el Estado español destinó a infraestructuras durante el año 2017).

Estos datos, junto a otros muchos referidos a este mismo contexto, se recogen en el último informe elaborado por Amadeus y la Fundación ONCE, titulado Voyage of Discovery. Trabajando juntos para un viaje inclusivo y accesible, en el que han participado cerca de un millar de expertos de todo el mundo. La investigación reconoce que la situación actual de estas personas ha mejorado de forma sustancial, aunque es necesario avanzar porque todavía queda camino por recorrer hasta que el viaje accesible ideal sea una realidad. “La industria ha adoptado medidas importantes para mejorar esta oferta, pero queda mucho trabajo por hacer”, explica Tomás López Fernebrand, secretario del Consejo de Administración de Amadeus IT Group, en la introducción del documento. Según este estudio, las condiciones actuales de accesibilidad en todas las etapas de viaje, obtendrían una nota media en todo el mundo de 6,24 puntos, en una escala sobre 10.

Pincha en la imagen si quieres ampliarla.

ESTANDARIZACIÓN E INCREMENTO DEL GASTO
Esto se debe a que todavía persisten barreras importantes para conseguir una experiencia de viaje totalmente accesible, tal y como sostiene el texto de manera reiterada. Algunas de ellas, como pueden ser los cambios necesarios en las infraestructuras, es probable que requieran más tiempo. Sin embargo, hay otras que se pueden solucionar de un modo mucho más rápido, como las relativas al acceso a la información o la formación adecuada del personal. Así, sería de gran ayuda, por ejemplo, que hubiese una mayor estandarización que pudiera aglutinar a todas las partes del sector, al igual que también contribuiría a este cambio el establecimiento de estándares comunes en lo que se refiere a la accesibilidad.

Estas frustraciones y obstáculos, además, se traducen en una pérdida de ingresos potenciales para las agencias de viajes. En la presentación se indicó, incluso, que un 34% de los viajeros con algún tipo de discapacidad gastaría más “si se eliminasen las barreras de los viajes”. Según Jesús Hernández, director de Accesibilidad Universal de la Fundación ONCE, “mientras que un viajero sin discapacidad gasta 637 euros, otro con algún tipo de discapacidad gasta 813 euros”.

“Debe existir una mayor implicación pública, privada y de los consumidores”Mónica Clemente, Senior Manager Corporate Strategy de Amadeus IT Group

El informe, por tanto, identifica cuatro elementos clave a la hora de diseñar una experiencia de viaje válida para todas las personas: 1) una comunicación eficaz (es fundamental en cada una de las etapas del itinerario); 2) un buen servicio al cliente (crucial para una experiencia perfecta); 3) contenido y servicios estandarizados (una de las grandes dificultades a las que se enfrentan los usuarios es que la información se encuentra dispersa), y 4) una oferta personalizada, diseñada a partir del rastro digital de los usuarios, de su perfil y de los datos procedentes de medios sociales y conductas típicas del segmento.

LA ACCESIBILIDAD EN LOS VIAJES
En la presentación del informe, Fernando Cuesta, director general de Amadeus España y Portugal, explicó que nuestro país se encuentra ligeramente por encima de otros mercados en materia de accesibilidad en los viajes (6,34 puntos en promedio frente al 6,24 internacional). No obstante, insistió: “Todavía hay bastante margen de mejora, los agentes de la industria deben involucrarse”. Así, España está por delante en canales de búsqueda y reserva, aeropuertos, trenes y estaciones ferroviarias. Los hoteles, si bien registran una buena calificación, están 20 décimas por detrás de los establecimientos internacionales. Las principales barreras en España son la ausencia de información sobre el nivel de accesibilidad de los destinos, los problemas de acceso en el entorno de los mismos y las inexactitudes en la información. Destacamos en la formación de empleados, pero las webs internacionales son más accesibles que las nacionales.

TECNOLOGÍA, LEGISLACIÓN… Y EMPATÍA
En las cuatro áreas citadas, la tecnología se debe considerar como un elemento facilitador de viajes más accesibles, “proporcionando al usuario unas herramientas de uso sencillo, dinámicas y eficaces para gestionar mejor las experiencias de viaje”, subraya el documento. Algo que se logrará, añade, a través de dispositivos móviles y servicios personalizados, ofreciendo una navegación en Internet mejorada y facilitando el acceso a contenido relevante. En palabras de López Fernebrand, “la tecnología nunca ha de ser una barrera, sino un catalizador que dé impulso a la accesibilidad”.

Así, la tecnología puede desempeñar un papel importante en todas las áreas interrelacionadas: implementando diseños más innovadores, entendiendo la manera en la que el público reaccionará a diferentes entornos e iniciativas, o facilitando al personal del sector de viajes información relevante para ayudar a los viajeros con problemas de accesibilidad.

El marco legal es asimismo otro elemento esencial para transformar el panorama de la accesibilidad en los viajes, como lo está siendo ya en EE UU o en India. La Unión Europea también está dando pasos en esta dirección y ya hay sobre la mesa una propuesta de la Comisión para sacar adelante una Ley Europea de Accesibilidad que facilite un marco jurídico común.

Pero los medios económicos, la tecnología y la legislación no son suficientes. Para los responsables del informe, la clave del progreso se basa en la adopción de una mentalidad diferente: “Consiste en ponerse en el lugar de las personas con necesidades de accesibilidad cuando se crean nuevos productos y servicios”, indican. Eso, y una mayor implicación de todos las entidades públicas, privadas y los consumidores “para alcanzar un viaje accesible e inclusivo”, según Mónica Clemente, Senior Manager Corporate Strategy de Amadeus IT Group.

“Un viajero con discapacidad gasta 813 € de media; el que no la tiene, 637 €” Jesús Hernández, director de Accesibilidad Universal de la Fundación ONCE

OLVIDARSE DE LOS PARCHES
En estos aspectos se incidió también en el panel de expertos celebrado tras la presentación del Libro blanco de la accesibilidad en los viajes, en el que intervinieron Isabel Mateo, responsable del área de Educación y Asuntos Sociales en el Parlamento Europeo; Alejandro Esperón, director nacional de Turismo para Todos Viajes 2000; Víctor Álvarez, CEO de Situm; Analía García, viajera y especialista en Responsabilidad Social Corporativa de Amadeus IT Group, y Enrique Robledo, director del Aeropuerto Madrid-Barajas para Iberia. Una sesión que contó con el papel moderador de Alex Luzárraga, Vicepresidente Corporate Strategy de Amadeus IT Group.

A juicio de los autores de la investigación, lo que se requiere, en definitiva, es un enfoque integral y estratégico de la accesibilidad “para ofrecer el cambio necesario en la experiencia del viaje a las personas que se enfrentan a estos problemas, lo que redundará, en última instancia, en beneficio de todos los viajeros”. Para Luzárraga, el tema de la accesibilidad en los viajes es un “desafío que cada vez va a ir a más”.  

http://www.revistasavia.com/economia/analisis-economia/accesibilidad-universal-reto-y-oportunidad-para-la-industria/?platform=hootsuite

Leer más…
iscapacidad

La Fundación Cermi Mujeres reclama “políticas adecuadas” para acabar con “la discriminación y el aislamiento” de la población femenina con discapacidad

-

La Fundación Cermi Mujeres (FCM) ha reclamado “políticas adecuadas” que sirvan para acabar con la situación de “discriminación y aislamiento” a la que todavía se enfrentan las mujeres y niñas con discapacidad en España y en todos los países.

Así lo recoge el editorial de la edición 32 del boletín digital ‘Generosidad’, correspondiente al mes de enero. El editorial aborda las dificultades que existen para que se pueda alcanzar la verdadera igualdad de género, que forma parte de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

La FCM recuerda que un estudio de Plan International avisa de que ningún país cumplirá este objetivo plenamente antes de 2030 y enumera algunas de los prejuicios y realidades sociales que dificultan alcanzar esta meta. La justificación que todavía hacen algunas personas de la violencia de género o la escasa presencia de mujeres en puestos directivos, son algunas de las grandes dificultades.

Por otra parte, incluye un reportaje en el que analiza en profundidad la lacra de las esterilizaciones forzadas contra mujeres y niñas con discapacidad, una práctica intolerable pese a que todavía encuentre en algunos casos amparo legal.

Además, recoge noticias sobre asuntos relevantes de las últimas semanas sobre mujeres y niñas con discapacidad, entre las que destaca la candidatura de Ana Peláez Narváez a formar parte del Comité de Naciones Unidas para la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (Comité de la CEDAW). Sería la primera vez que una mujer con discapacidad forma parte de este organismo de la ONU.

En la actualidad, Ana Peláez Narváez es directora de Relaciones Internacionales de la ONCE, vicepresidenta ejecutiva de la Fundación ONCE para América Latina (FOAL) y vicepresidenta ejecutiva de la Fundación Cermi Mujeres, así como comisionada de género del CERMI y vicepresidenta del Foro Europeo de la Discapacidad (EDF).

La participación de la FCM como entidad formadora en el VIII Curso de Especialización de la Unidad de Familia y Mujer a petición de la Comisaría General de Policía Judicial y el refuerzo de la colaboración entre la FCM y el Consejo General de la Abogacía Española son otros asuntos que recoge la publicación.

http://www.servimedia.es/noticias/1011387

Leer más…

- Siguen trabajando para confundir, excluirnos, presionarnos, acosarnos y mezclarnos.

ppio-blck.png

De las muchas discriminaciones que padecemos las personas con discapacidad física, os vamos a comentar dos que corresponden a derechos que disfrutáis los que no las padecéis.

 

Los discapacitados conducen vehículos a motor desde hace muchos años y desde hace años se facilitan vehículos de sustitución desde las compañías de seguros, las marcas de vehículos, talleres, etc, pero no cuentan con vehículos adaptados de manera que no podemos disfrutar igual que tú.

¿Quién negoció esta exclusión?.

 

Si compras un electrodoméstico, grande o pequeño, el folleto que lo acompaña sobre normas de utilización/uso, menciona que las personas con discapacidad intelectual o física, no pueden utilizarlos sin la supervisión de otros.

 

Los discapacitados físicos llevamos años utilizándolos. Si nos ocurre algo ajeno a nuestra responsabilidad como individuos, y con las bazofias que se fabrican hoy en día, necesitarás para demostrarlo equipos de expertos y grandes medios económicos. En definitiva, costarán más los arreos que el burro.

 

Hoy día 30 de enero de 2018, hemos recibido fuera de plazo, horario y sin la información necesaria una invitación a una Mesa redonda denominada, ‘La reforma constitucional en la agenda política: el lugar de los derechos sociales’, en la que participan PP, PSOE, Unidos Podemos y Ciudadanos.

 

Suponemos que nos quieren como cla, pero tenemos que decir que entre los participantes hay personas que conocen desde el franquismo lo que ocurrió con la polio y otros que saben de nuestra lucha con el síndrome post-polio desde hace 18 años.

 

Y todos saben, porque lo hemos dicho en muchas ocasiones, que la Constitución y las leyes que amparan a las personas con discapacidad no se cumplen.

 

No colabores con este desastre, causa mucho daño.

 

Lola Corrales

http://www.postpolioinfor.org/noticiasDetalle.php?id=135

Leer más…

cibersexo

cibersexo

9485879664?profile=original

El tiempo pasaba, ese sentimiento hacia Andoni, iba a más, cada día que dejaba atrás me detestaba mas, por no poder olvidarle, por no poder verle simplemente como una amistad. Mi conocimiento, mi deseo sexual iba en aumento. Le deseaba tanto… ¿pero como decirle? Él no me amaba a mi, amaba a Nagore, una chica estupenda, que él me había dado la oportunidad de conocer, realmente ya la consideraba una amiga. Diariamente hablábamos, a diferencia de con él. Desde que se habían ido a vivir juntos (un echo que me afecto bastante) había perdido todo contacto con él, sustituido por ella.

Pero eso no cambiaba mis sentimientos, al contrario, estos iban en aumento, al mismo tiempo mi sexualidad, mi deseo sexual crecía a pasos agigantados, tanto, que ya la masturbación me sabían a poco.

Casi sin ser consciente me encontraba en el chat de terra, en la sección cibersexo, con un Nick, bien provocativo… En menos que me diera cuenta, la lluvia de privados llegaron… pero me decidí por uno… uno que vivíamos en la misma capital, nos dimos Messenger, me preguntó si quería tener cibersexo… con muchas dudas en mi interior le respondí que si… él encendió su cam, me pidió que yo hiciera lo mismo… estaba llena de incertidumbre "tranquila no tengas miedo" tras dudar un poco más, la acabe encendiendo, hay estábamos los dos cara a cara a través de la red.

- Lo ves, no pasa nada –me dijo. Yo temblaba, él lo notaba –tranquila, no tengas miedo.

9485878901?profile=original

Poco a poco él se fue desnudando, no sin antes, preguntarme si estaba segura de ello, yo empecé hacer igual, aprovechando que estaba sola en cosa... Los dos desnudos el primer pene que veía en vivo y en directo. Yo también estaba totalmente desnuda frente él. También la primera vez que mostraba mi cuerpo desnudo a un hombre. Poco a poco los nervios fueron disminuyendo, iniciemos el juego erótico, el cibersexo

Realmente el chico fue muy educado y respetuoso, en ningún momento me vi obligada a seguir algo que decidí iniciar, en el que me sentí muy cómoda. Ese fue el principio de una nueva etapa en mi vida, el cibersexo…

https://revistadiscover.com/profiles/blogs/cibersexo

Leer más…
https://i0.wp.com/derechoshumanosya.org/wp-content/uploads/2018/01/wheelchair-1327822_1920.jpg?zoom=2&resize=604%2C270 1208w, https://i0.wp.com/derechoshumanosya.org/wp-content/uploads/2018/01/wheelchair-1327822_1920.jpg?zoom=3&resize=604%2C270 1812w" sizes="(max-width: 604px) 100vw, 604px" data-attachment-id="5100" data-permalink="http://derechoshumanosya.org/wheelchair-1327822_1920/" data-orig-file="https://i0.wp.com/derechoshumanosya.org/wp-content/uploads/2018/01/wheelchair-1327822_1920.jpg?fit=1836%2C1110" data-orig-size="1836,1110" data-comments-opened="0" data-image-meta="{"aperture":"0","credit":"","camera":"","caption":"","created_timestamp":"0","copyright":"","focal_length":"0","iso":"0","shutter_speed":"0","title":"","orientation":"0"}" data-image-title="wheelchair-1327822_1920" data-image-description="" data-medium-file="https://i0.wp.com/derechoshumanosya.org/wp-content/uploads/2018/01/wheelchair-1327822_1920.jpg?fit=300%2C181" data-large-file="https://i0.wp.com/derechoshumanosya.org/wp-content/uploads/2018/01/wheelchair-1327822_1920.jpg?fit=604%2C365" width="604" height="270" />

Preguntas trampa sobre la asistencia personal y otros hierbajos

Se produce una inquietante y frecuente pregunta trampa cuando alguien se dirige a un “privilegiado” y le inquiere si de verdad le gusta la asistencia personal. Eso es tan tramposo, bajo mi punto de vista como cuando se le pregunta a un niño pequeño si quiere más a su padre o a su madre. En la mayoría de los casos, el niño pondrá cara de desconcierto y, lleno de estupor, no será capaz de contestar salvo balbuceando algún sin sentido.


Continuando con la primera cuestión, resulta una fullería tan inmensa como dirigirse a alguien preocupándose por si le gusta su silla de ruedas. En cuanto a lo que algunos todavía se refieren como al “carrito”, no es que estéticamente sea gran cosa, para mi gusto. Es verdad que, dentro del “apasionante” mundo de las sillas, las hay más pesadas y más ligeras, más voluminosas y más pequeñitas, con ruedas más grandes y más chicas, a motor (que no “eléctricas”, aunque realmente son propulsadas por baterías eléctricas, o sea que técnicamente no está mal la denominación silla eléctrica, aunque ese nombre tiene otras connotaciones que no hacen aconsejable su empleo), o manuales (la segunda silla que yo tuve llevaba la etiqueta de “autopropulsada”: mentira podrida porque esa palabra no significaba que el aparatejo se impulsara a sí mismo, sino que el afortunado mendrugo que iba deambulando sobre ella estaba también a cargo de darle los preceptivos sudorosos achuchones para desplazarse del punto A al punto B), también las hay de vivos colores o de colores más bien apagados, con más o menos autonomía eléctrica, más duraderas, recias, aptas para hacer deportes, etc.


Como vemos, la variedad en cuanto a sillas de ruedas es bastante amplia (un catálogo de sillas es un somnífero excelente recomendado por varios estudios de prestigiosas universidades americanas, es broma), no como el mini-panfleto de opciones de vida independiente a nuestra disposición (NO es broma). Algunas sillas se escogen de acuerdo a las preferencias del consumidor dependiendo de sus necesidades (entorno físico, distancia a recorrer). Supongo yo que habrá de todo, pero gustar lo que se dice gustar a alguien una silla de ruedas no lo tengo del todo claro.


Beneficiosa sí es, eso no lo voy a negar. Facilita la movilidad, mejora la salud del usuario y desde luego le proporciona una autonomía personal de la que, de otro modo, carecería. Pero la pregunta sobre los placeres visuales que confiere me parece tan extraña como si a mí me realizaran una encuesta similar sobre las virtudes estéticas del destornillador. Sin duda, la silla de ruedas es un recurso técnico que proporciona cierto grado de libertad a quienes no podemos caminar. Es mejor tener una a no tener ninguna.

atasco a la salida de una gran ciudadatasco a la salida de una gran ciudad

Regresando a la frustrante materia del placer que daría la asistencia personal suficiente y digna para todas las partes implicadas, en esta ocasión afirmo que no se trata tanto de gustos como de necesidades que exigen resolverse obligatoriamente. Con los ojos cerrados repito que es mejor tenerla que no tenerla. Personalmente los asistentes personales que tengo no me producen un placer estético enorme ni menos enorme. Como acabo de decir, no se trata de eso.


Salvando la inmensa diferencia entre un objeto (silla de ruedas) y un ser humano con sus derechos, obligaciones y sentimientos, no dejan de ser gratificantes herramientas para que el consumidor de estos recursos alcance (o se aproxime) a la vida independiente. El dilema sería más bien qué bienes y servicios facilitan la vida independiente a los individuos situados en los márgenes de la sociedad por su diversidad funcional.

http://derechoshumanosya.org/preguntas-trampa-sobre-la-asistencia-personal-y-otros-hierbajos/
Leer más…

El héroe roto

El héroe roto

Ser un héroe puede tener infinitas interpretaciones.

Hay héroes que matan dragones. Otros que luchan por grandes causas y otros que tiene super-poderes para salvar el mundo de la oscuridad del mal.

Sin embargo esta historia es mucho mas terrenal. Menos épica. Más real.

Se trata de la historia de un hombre sencillo, que lo más heroico que hizo en su vida, fue rozar las nubes con los dedos de sus manos, paseándose como un pájaro, por encima de las altas montañas que rodean el lago Nahuel Huapi.
Su cuerpo era atlético. Su andar, firme. Decidido. Con gracia y claramente varonil.
A pesar de sus quejas era un hombre medianamente feliz, hasta que algo le sucedió y nada volvió a ser igual.
Su vida dio el mismo vuelco que sus alas y que su cuello.
Algo se quebró. Y desde entonces se auto-define como “ROTO“. Sin complejos ni tapujos.
Cuando yo lo conocí se escondía detrás de una mirada profunda y melancólica. La primera vez que hablé con él me pareció intuir a un animal salvaje enjaulado entre mil barrotes. Me transmitió un soplo de sumisión, mas por cansancio que por otro motivo.
Y así fue como conocí a un hombre que pasó de volar por los cielos más bellos, a rodar con su silla de ruedas por los complicados adoquines de las calles de la Suiza Argentina.
Hay muchas formas de ser valiente. Y diría que las menos gloriosas suelen ser las más auténticas.

Para atreverse a volar con un simple trozo de tela, sin duda se necesita una gran dosis de coraje. Pero esforzarse para andar, con casi todo tu cuerpo desconectado de su natural movilidad, se necesita mucha voluntad, perseverancia, esfuerzo y mucha FE.
El primero de los gestos te confiere popularidad. Todos te admiran, pues no todo el mundo es capaz de colgarse del vacío con tanta soltura ni con tanta avidez.
Sin embargo el segundo gesto, aquella lucha entre gomas elásticas de un gimnasio deprimente, entre horas muertas mirando tu pie, enviándole una señal para que se mueva de una “santa vez”. Esa constancia diaria y resistente que se conjura contra el golpe del destino y pelea en silencio por ganar un milímetro más de movilidad, dispara en quien lo observa un sentimiento de íntimo respeto y de franca admiración, que nada tiene que ver con las triunfales hazañas ni con aquellos éxitos con los que todos soñamos alguna vez.
Hay tantos héroes anónimos y silentes, en este extraño mundo que a veces nos gira del revés.

En una ocasión me contó que mientras estaba “haciendo su numerito”, (palabras literales), para bajar de la silla al bordillo de la piscina, donde solía nadar sus 500m diarios, se le acercó una señora y se le puso a hablar.
Pensó que empezaría con el típico interrogatorio:
“¿Y que te pasó?”. “¿Necesitas ayuda?.” “FÍJATE QUE PENA… y con lo joven y lo guapo que eres”….

Sin embargo la mujer le empezó a preguntar por la zona. Se interesó por los lindos lugares para visitar y así estuvieron un largo rato charlando de todo un poco y de nada en particular.
Ese gesto sin importancia. Esa simple conversación. Ese intercambio de opiniones tan normal. Con una mujer tan normal. Hablando sobre temas tan normales en un lugar tan normal, le hizo sentirse DELICIOSAMENTE normal, y por unos segundos se olvidó de su pesada discapacidad.

“Que alguien no se centre en mi diferencia o no me pregunte acerca de mis limitaciones me ha hecho sentir mas persona de lo que vengo sintiéndome desde hace mucho tiempo. A pesar de todo el ánimo y la buena voluntad de aquellos que te quieren ayudar, pero que lo único que hacen con su condescendencia, es recordarte una y otra vez, que tu ya no eres uno de ellos”.

Esa reflexión me hizo dar de bruces con una realidad hasta ese momento desconocida.
Y es que a veces nos identificamos mas por nuestra diferencia que por nosotros mismo. Pasando a ser la “versión discapacitada de aquel que fuimos”, o “la versión dañada de aquel pudimos ser”.

Olvidándonos de lo más importante:
Que somos quienes somos por encima de nuestra condición.
Que difícil vivir en un mundo lleno de prejuicios. De clasificaciones que separan lo válido de lo inválido. Lo útil de lo inútil. Lo funcional de lo disfuncional.
Recordándonos que a veces si la DIFERENCIA es demasiado visible, corremos el riesgo de perder nuestra identidad ante etiquetas tan estigmatizantes, como las de la DISCAPACIDAD.
Y de nuevo me pregunto…
Que será mas heroico, ¿Volar por el cielo? ¿O ser capaz de superar todas estas barreras sociales y emocionales?

Creo que ser un héroe es, entre otras cosas, ser capaz de amar tu cuerpo aun y “roto” e inmóvil, porque es algo tuyo y porque te pertenece. A pesar de que el mundo insista en convencernos, que ya no somos productivos.

Ser un héroe es hacer de tripas corazón cuando sientes que querrías coger en brazos a tu hija y reventarla a cosquillas como solías hacer cuando todo era mas sencillo y buscar otra forma de llegar hasta su sonrisa para provocar que sea ella quien se eche encima de ti.
Ser un héroe es sonreír cuando tu cuerpo te quema. Es callar cuando las descargas se te hacen insoportables. Y es mirar con FE un futuro muy diferente del que habías soñado, para vislumbrar otro horizonte mas humilde, más a ras de suelo y convertirlo, a pesar de ello, en la mejor versión de tu historia y de ti mismo.

Hay muchas formas de ser un héroe y creo que aquel hombre pájaro logro serlo a su manera. Y no precisamente por ganar medallas o por salvar el mundo, sino por el reto de simplificar algo tan complejo y disfrazar de sonrisas el llanto de su duelo.

Soy consciente que la auto-superación no es patrimonio de la diversidad funcional. Y que la lucha ante la adversidad no nos convierte en héroes.

Sin embargo es justo reconocer que vivir estando ROTO, debe ser francamente complejo.
Y que esa complejidad, transforma lo simple en heroico.

http://diario16.com/el-heroe-roto/

Leer más…

La Ley de Accesibilidad y el compromiso para hacerla cumplir

Día Internacional de la Accesibilidad
Día Internacional de la Accesibilidad

“La accesibilidad no se puede crear desde un despacho, hay que hacerla a pie de calle”. El número de personas con discapacidad en la Comunitat Valenciana ronda aproximadamente las 400.000,

El pasado 4 de Diciembre entró en vigor el Real Decreto 1/2013 de derechos de las Personas con Discapacidad y su Inclusión Social para que edificios, entornos y servicios estén adaptados con arreglo a las condiciones básicas de no discriminación y accesibilidad universal.

Teóricamente desde ese día todas las barreras arquitectónicas deberían de haber desaparecido de los espacios públicos y privados porque ya hay una ley en vigor que lo obliga, pero la realidad, tristemente, es que no ha sido así por mucha norma que lo dicte. En una sociedad como la española que ese hecho sucediera casi habría parecido ciencia-ficción.

La cuestión es si habrá verdadera voluntad y compromiso por hacerla cumplir.

Son innumerables las viviendas que no disponen de ascensor o los que no están implantados a cota cero. En ocasiones con el drama que supone cargarse al hijo discapacitado a la espalda para que pueda pisar la calle; también la de muchos ancianos que pasan días, a veces semanas enclaustrados dentro de sus viviendas, incapaces por si mismos de bajar unos escalones.

Poner solución suele ser complicado; casi siempre se choca con la negativa de los vecinos, a veces entendible por el excesivo coste de las obras de adaptación. Ahí es donde habría que exigir a las administraciones un mayor compromiso ante unas ayudas que ya existen, pero que claramente son lentas e insuficientes, mientras lo sufren los más desamparados.

Existen los molestos escalones que impiden el acceso a comercios y oficinas; también los lavabos de tiendas y espacios públicos. En la mayoría de aseos es imposible entrar con una silla de ruedas y cuando se indican como baños adaptados tienen las barras sueltas o mal colocadas, imposible de agarrarse. Eso cuando no se transforma en un cuarto sucio y maloliente, un trastero donde apilar cajas y trastos viejos.

En redes sociales se pueden ver compartidos ejemplos de aparcamientos, lavabos, etc. que son auténticas antologías del disparate y la discriminación.

¡Qué importante sería que las inspecciones lo tomaran en cuenta!

Especialmente están los autobuses y trenes porque hoy día son imprescindibles. No cabe duda de que tiene que armarse de valor cualquier persona con discapacidad física que desee emprender un viaje, acudir diariamente al trabajo o desplazarse simplemente por placer. Suele ser una pesadilla. Hay autobuses, sobre todo los que comunican pueblos, que no disponen de rampas de acceso y en los trenes de cercanías ni existen. La Estación del Norte de Valencia, por ejemplo, dispone de una plataforma elevadora para que un carrito o silla pueda subir al tren, pero luego, en la ciudad de destino, no disponen de esa plataforma y hay que echar mano de la buena disposición de la gente para que la alcen en volandas y poder descender. Al final se convierte en una situación humillante.

No creo que a Renfe le supusiera un gasto inalcanzable disponer de una plataforma en cada estación.

Y por supuesto los cines, que no me puedo olvidar de ellos. Sin duda es una leyenda urbana que alguien viese pagar su entrada a una persona en silla de ruedas para ver una película, solo, marginado en una esquina de la primera fila. Luces centelleando, imágenes espasmódicas moviéndose a velocidad de vértigo sobre una pantalla de veinte metros cuadrados, todo bien pegado a su cara.

No, no suele ocurrir, por eso ese símbolo de la silla dibujada sobre la desgastada moqueta se queda allí, marchita, solitaria y cargada de vergüenza junto a las papeleras.

Tengo muy claro que este trato vejatorio de las salas de cine es una de las señales más claras sobre la falta de empatía que sufre esta sociedad.

Pero bueno, para no faltar a la verdad hay que decir que en las grandes capitales, en Valencia sin ir más lejos, se ha avanzado mucho en los últimos años, se ha hecho un gran esfuerzo y numerosas calles y entradas a edificios públicos tienen sus accesos bien adaptados. Aunque todavía queda bastante labor por delante. Desgraciadamente esto no es así en pueblos y pequeñas ciudades, en la mayoría de ellos está casi todo por hacer:

“La accesibilidad no se puede crear desde un despacho, hay que hacerla a pie de calle” —explica Teresa Salort, presidenta de la Asociación de Polio y Postpolio de la Comunidad Valenciana (APIP C.V.). Hace unas semanas, Teresa invitó al concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Oliva a dar un paseo sentado en una silla de ruedas. “No estaría mal que a la hora de planificarla, las autoridades municipales fueran acompañados de alguna persona en esa situación que les fuera indicando los problemas que tienen día a día y como solventarlos”.

La experiencia acabó de modo positivo y con el regidor concienciado.

Innumerables son los casos que se podrían ir desgranando como una manera de concienciar a ciudadanos y autoridades políticas de la importancia de humanizar nuestras ciudades. Es importante saber que el número de personas con discapacidad en la Comunitat Valenciana ronda aproximadamente las 400.000, un 10% de la población y, aunque en este artículo he querido centrarme exclusivamente en la accesibilidad física, existen otras, sobre todo de tipo sensorial que son igualmente importantes y que tropiezan a diario con sus propias barreras, que también son invisibles a ojos de la mayoría.

Ahora, ya disponemos de una ley que nos ampara a las personas con funcionalidad diversa, ya se puede reclamar e incluso denunciar casos flagrantes; confiemos que no suceda como con otras leyes: Ley de Dependencia, Ley de Memoria Histórica, etc. que quedan muy llamativas y progresistas dentro del marco legislativo español, pero huecas de eficacia.

https://www.esdiario.com/503227357/La-Ley-de-Accesibilidad-y-el-compromiso-para-hacerla-cumplir.html

Leer más…

Colectivizar la maternidad en la diversidad funcional

Colectivizar la maternidad en la diversidad funcional

Frente a los binomios “malas madres- buenas madres” o el más cruel “madres heroínas- madres perdedoras”, urge entender la crianza como un asunto público y compartido, para que las mujeres con discapacidad podamos decidir sobre la maternidad.

Ilustración: Ana Penyas

Ilustración: Ana Penyas

Cuando comencé con todo esto de la esclerosis múltiple, una de las cosas que más me preocupaban era la maternidad, la posibilidad de ser madre teniendo una enfermedad crónica discapacitante. Tras transmitir mi miedo e incertidumbre hubo quien con buena intención me dijo: “Tranquila, hay una chica que va en silla de ruedas motorizada y va a por su niña al cole y todo. Y eso que está soltera”. Escuchado esto, me ilusioné –negarlo, sería negarme-, pero más adelante descubrí que el tema era mucho más complejo.

En la maternidad con discapacidad se produce el binomio “malas madres- buenas madres” o el más cruel “madres heroínas- madres losers (perdedoras)”. En este afán neoliberal que afecta también a los cuerpos y nuestras crianzas, todo se separa, se retuerce en una crueldad que nos deja desprotegidas y nos lleva a la competencia atroz. Esa presión que nos inyecta el patriarcado neoliberal provoca en nosotras miedos e inseguridades para ser mejor, para ser la mejor.

Las madres heroínas llevan encima una carga para no cagarla. Las madres losers, que no cumplen los mínimos que la sociedad impone, llevan una carga y una presión injustas e inhumanas en muchas ocasiones. Si una madre tiene ya la carga de la discapacidad en mayor o menor grado, la maternidad decidida no tenía por qué ser una odisea en su vida. Lo ideal sería que al haber decidido dar ese paso, se pudiera liberar de las presiones externas y a veces internas propiciadas por el entorno y recibir las ayudas y cuidados de quienes la rodean y, también, de las instituciones. Las críticas o cuestionamientos sobre las maternidades ajenas salen gratis. Se nos da por hecho. Seamos buenas madres o, si no, haberlo pensado antes. Pero nadie conoce las circunstancias de esa superwoman que va en silla de ruedas o esa mujer que tiene una depresión y parece que no puede hacerse cargo de su bebé.

Ser madre ya es una responsabilidad para ellas. Pocas veces se pregunta o cuestiona la paternidad, si ese padre es un héroe o alguien que descuida un cuidado que ha de ser compartido. Se nos da por hecho, la maternidad debe ser algo que nos corresponde por haber nacido mujeres o por haber llegado a serlo.

Parece que en esta carrera de las olimpiadas maternas el pódium se lo llevarán las más luchadoras, madres sonrientes y abnegadas, cargando en la silla de ruedas a su niño y la bolsa de la compra. “Mira qué bien se apaña, es un ejemplo a seguir”, cuchichean tras el visillo. No le quito en ningún momento el mérito a éstas y otras madres, simplemente no creo que sea beneficioso un ranking de madres tengan o no diversidad funcional.

Las mujeres somos las más precarizadas -eso no es una novedad- y en el caso de tener alguna discapacidad el empobrecimiento aumenta. Además, en muchos casos, ser madre empobrece aún más y genera dependencias. Muchas mujeres, como bien sabemos, optan por reducir la jornada laboral y vuelven a dedicarse poco a poco al hogar hasta que ya llega la hora de cuidar a sus mayores. La maternidad no debería empobrecernos, ni presionarnos, ni dividirnos. Me pregunto, como hace Patricia Merino en su libro Maternidad, Igualdad y Fraternidad, “Si la crianza tiene tal influencia en la sociedad, ¿por qué no goza de ningún reconocimiento social?”. Más bien al contrario, se mira con lupa, tras las cortinas se observa cómo está llevando la crianza la madre de turno. Y se pone nota: progresa adecuadamente o necesita mejorar.

Creo que ha llegado el momento de independizarnos de las presiones sobre la maternidad. Ha llegado el momento de que la crianza sea algo político, público y colectivo, donde las redes, la sociedad, asuman también los cuidados y las madres puedan delegar en segundos, terceros y cuartos. El futuro de nuestros hijos e hijas ha de ser de todos, porque de todos depende que construyamos una sociedad diversa e inclusiva.

Por desgracia aún estamos lejos de conseguir que la maternidad sea entendida como algo compartido y colectivo. Y somos las mujeres que padecemos alguna enfermedad crónica y dificultades en nuestro día a día las que más problemas tenemos a la hora de poder decidir si queremos o no ser madres.

Leer más…

Anteproyecto de la Ley Foral de Accesibilidad Universal

Anteproyecto de la Ley Foral de Accesibilidad Universal

Dirección General de Presidencia y Gobierno Abierto

La elaboración y tramitación de anteproyecto de ley foral pretende dotar a Navarra de una Ley Foral de Accesibilidad Universal adaptada a la normativa y estrategias más recientes, con el fin de seguir avanzando en la consecución de una sociedad inclusiva y accesible que garantice la autonomía de las personas, evite la discriminación y favorezca la igualdad de oportunidades de todas las personas y, en particular, de las personas con discapacidad, de las personas mayores y de las que tengan cualquier otra diversidad funcional, garantizando la transversalidad de la accesibilidad universal mediante la acción coordinada de todas las administraciones públicas implicadas en la consecución de la mejora de la calidad de vida de las personas.

Ficha

Departamento: 
Departamento de Presidencia, Función Pública, Interior y Justicia
Unidad responsable: 
Dirección General de Presidencia y Gobierno Abierto.
Tipo de propuesta: 
Norma
Fase de la propuesta: 
Exposición pública
Estado de la propuesta de gobierno: 
Activo
Estado del proceso de participacion: 
Activo
Estado del proceso normativo: 
Participación ciudadana mediante la presentación de sugerencias
Participación: 

Abierto plazo de presentación de sugerencias del 30 de noviembre al 5 de enero de 2018.

Las sugerencias pueden presentarse en aportaciones o mediante correo electrónico

Orden foral inicio: 
Orden Foral 108/2017, de 28 de julio, de la Consejera de Presidencia, Función Pública, Interior y Justicia
Leer más…

El mejor polvo de sus vidas

El mejor polvo de sus vidas – Relato erótico

El mejor polvo de sus vidas es una de esas historias eróticas que se quedan grabadas en la cabeza… y en el corazón. Disfruta la maravillosa narrativa de Valérie Tasso.

Sigue leyendo, sigue sintiendo…

Relato eróticohttps://www.lelo.com/es/blog/wp-content/uploads/2017/06/Relato-erótico-Asistente-sexual-300x150.jpg 300w" sizes="(max-width: 660px) 100vw, 660px" width="660" height="330" />

El mejor polvo de sus vidas – Relato erótico

Frente al espejo, Íñigo duda si mantener el botón del cuello desabrochado. Ha optado por la camisa blanca de popelín y la chaqueta azul de lino, por la que Laura siente una especial predilección. Reajusta con esmero el pequeño pañuelo que sobresale, en forma triangular, del bolsillo superior de la chaqueta. Observa su rostro. Sus formas son angulosas, atractivas y reflejan juventud y fortaleza. Su cuello, musculoso y marcado, está en plena concordancia con la forma atlética de su torso, que se intuye, como trazado por el cincel de un escultor antiguo, por debajo de la ropa. Vuelve a mirar el reloj y un hormigueo le recorre la nuca ante la inminencia de la llegada de Laura.

Relato eróticohttps://www.lelo.com/es/blog/wp-content/uploads/2017/06/Asistente-sexual-1-55x55.jpg 55w, https://www.lelo.com/es/blog/wp-content/uploads/2017/06/Asistente-sexual-1-150x150.jpg 150w" sizes="(max-width: 210px) 100vw, 210px" width="210" height="210" />Laura presiona con suavidad el timbre de la puerta. En un gesto involuntario, se mece los cabellos con ambas manos y recoloca la bandolera de su cartera sobre su hombro izquierdo. Tiene ganas de volver a encontrarse con Iñigo, y, aunque no dispone de mucho tiempo, pues otras ocupaciones reclaman su atención esta tarde, está convencida de que su cita con él será extraordinariamente gratificante. Cuando la puerta del piso se entreabre, una sincera sonrisa ilumina su rostro. Laura baja la mirada hasta que sus ojos se encuentran con el brillo de los de Iñigo.

El piso es diáfano y luminoso. Tras besarse cariñosamente en las mejillas, Laura anda por el pasillo detrás de Íñigo hasta alcanzar el salón, donde, sobre una mesa baja, se encuentran dos copas y una botella de vino tinto.

–He pensado que te gustaría beber el mismo que tomamos la semana pasada. Sé que quizá sea un poco pronto para ti, así que, si prefieres cualquier otra cosa, no tienes más que decírmelo.

Laura rechaza la alternativa con un suave gesto de cabeza y, guiñando un ojo, responde:

–¿Y perderme este vinito? Debes estar de coña, Íñigo.

Íñigo sonríe y se dispone a servir el vino. Laura le propone abrir la botella pero él rechaza cariñosamente el ofrecimiento. Las manos de los dos se rozan ligeramente cuando Íñigo tiende la copa que Laura coge, sin dejar de escrutarle. Un ligerísimo escalofrío se adueña de él. Se ponen a charlar sobre el trabajo de Laura y las dificultades que ella tiene para compaginarlo con sus estudios de edición. Hablan sobre literatura y se apasionan con la última obra publicada de un conocido autor austriaco, por el que ambos sienten debilidad. Ríen. Se observan. Y, de vez en cuando, se sonrojan.

Relato eróticohttps://www.lelo.com/es/blog/wp-content/uploads/2017/06/Asistente-sexual-2-55x55.jpg 55w, https://www.lelo.com/es/blog/wp-content/uploads/2017/06/Asistente-sexual-2-150x150.jpg 150w" sizes="(max-width: 210px) 100vw, 210px" width="210" height="210" />Íñigo tiene el torso desnudo y está boca arriba sobre la cama, con los pies apoyados sobre el suelo. Laura, reclinada a su lado, le acaricia con sumo esmero la parte interior del brazo derecho. Se detiene con la punta de su lengua en el envés del codo y dibuja pequeños círculos en la zona. Puede oír ligeros jadeos de Íñigo; él no puede evitar manifestar lo que está sintiendo, con los suaves jugueteos de la lengua de su amante. Laura sigue recorriendo con los labios la anatomía del brazo. Se detiene en la muñeca y se recrea en la palma de la mano. Con su dedo índice, dibuja formas concéntricas en ella, mientras introduce delicadamente el dedo corazón de Iñigo en la calidez de su boca, y lo somete a ligerísimas succiones que le estremecen aún más. Después, a horcajadas, Laura se coloca sobre su abdomen. Iñigo entreabre los ojos, puede apreciar el discreto escote de Laura, que le sujeta con las dos manos la cabeza, mientras empieza a besar, como comen los gorriones, el cuello y a masajear con la yema de los dedos la nuca de Íñigo.

Laura besa cariñosamente los labios de Íñigo, que se ha recostado sobre la cama. Ajustándose la camisa, observa la habitación; la silla de ruedas de Iñigo junto a la cama, su cuerpo inerte de cintura para abajo y sus delgadísimas piernas en un pantalón de chándal, que contrastan con lo acicalado y poderoso de la parte superior de su cuerpo, los espejos bajos, los enchufes altos, las marcas de las ruedas de goma en el suelo de cerámica, las barandillas cromadas… Un escenario familiar para una asistente sexual como ella. Dirigiendo su mirada hacia la amplia ducha, le pregunta en tono cariñoso:

–¿Quieres que te ayude, Iñigo?

Él niega con la cabeza.

–No, querida, sé que tienes la tarde muy ocupada con otros pacientes, no te preocupes…

Cuando Laura se dirige hacia la puerta, Íñigo llama su atención:

–Sé que está mal decirlo, y que posiblemente no me creas, Laura… pero este ha sido el mejor polvo de mi vida.

Vibradores

Y Laura sonríe y se azora un poquito, y cree que para ella también lo ha sido. Y maldice en silencio su agenda. Y, al salir, cierra suavemente la puerta tras de sí.

https://www.lelo.com/es/blog/relatos-eroticos-historia-de-asistente-sexual/?utm_source=combined&utm_medium=ppr&utm_content=valerietasso&utm_campaign=bpr-pr-lelo-lelo-aae-top-gen-spa-es

Leer más…

"La discapacidad debe ser una lucha constante, no un día al año"

Carmen Ibáñez, Ángel Puente y Juan Carlos Castollo relatan las barreras a las que tienen que enfrentarse cada día y reclaman "mayor sensibilización"

"Queremos sentirnos como el resto del mundo, tener los mismos derechos", proclaman.

Cientos-andaluces-reivindican-accesibilidad-incumplimiento_EDIIMA20171107_0731_20.jpgImagen de archivo de un acto de Cocemfe en defensa de los derechos de las personas con discapacidad.

Carmen Ibáñez entró hace cinco años a un quirófano por un problema en la espalda, no era la primera vez que le operaban en esa zona, pero en esta ocasión todo se complicó. Fueron casi once horas de operación. Mientras esperaba a su familia varios médicos acudieron a su habitación para explicarle que iba a ser trasladada a Toledo, a un centro especial de rehabilitación.

Tenía 42 años. "Yo solo pude preguntarles cuánto iba a durar mi estancia en Toledo, porque tenía un hijo de seis años". Carmen no pudo permitirse "el lujo de llorar" porque había más gente que dependía de ella. Comenta que fue al nuevo hospital con la esperanza de volver a andar, "pero a los dos meses ya vi que no…".

Para Carmen, al igual que el resto de personas quen han de desplazarse en silla de ruedas, el mayor problema es la accesibilidad. O más bien la falta de ella. "No puedo hacer con mi hijo lo mismo que otras madres", lamenta. Y es que para muchas actividades de diferentes ámbitos de la vida "siempre dependes de alguien".

"He aprendido a ir a un supermercado por mi cuenta, pero tengo que hacer un camino más largo porque no está nada adaptado", prosigue relatando. No es ella quien ha elegido el supermercado sino el supermercado el que le ha elegido a ella, ya que "muy pocos están habilitados" para personas con movilidad reducida. Los restaurantes son otra odisea: "Necesito uno que tenga un baño adaptado, porque en uno normal la silla no cabe".

La accesibilidad es un tema que se lleva reivindicando desde los colectivos de discapacitados desde hace mucho tiempo.  A principios de noviembre COCEMFE Cantabria reunió a decenas de personas para clamar por sus necesidades. "La existencia de barreras es una realidad que vulnera nuestros derechos", dijeron en aquella convocatoria.

El cambio de vida que supuso la operación le ha llevado ver la vida de otra manera. Ahora lo pasa mal en las situaciones donde hay mucha gente: "Lo ves desde abajo y es muy agobiante". Por ejemplo, para ir a la playa también necesita ayuda. "Si te digo la verdad el entorno no está hecho para nosotros". Igualmente cuenta cómo, según ella, le ve la gente desde fuera: "Muchos se quedan mirando, algunos se acercan a preguntarte qué te ha pasado, otros te miran con pena…".

Pero no todo son barreras arquitectónicas. Carmen Ibáñez también lamenta la falta de empatía de mucha gente y pone como ejemplo su urbanización, donde ha tenido que pelear duramente para la instalación de una rampa de acceso. En esta misma línea, se queja de la ligereza con la que se otorgan las tarjetas azules, que permiten aparcar en sitios especialmente reservados para discapacitados, y critica que son muchas las personas que las usan cuando en realidad no tienen ningún problema de movilidad.

El lenguaje de signos, un idioma

El pasado domingo 3 de diciembre se celebró el Día Internacional de las Personas con Discapacidad. La conmemoración de esta fecha se remonta a 25 años atrás, cuando la ONU aprobó una resolución a favor de crear un día para ellos. El objetivo es promover los derechos y el bienestar de las personas con discapacidades en todos los ámbitos de la sociedad y el desarrollo, así como concienciar sobre su situación en todos los aspectos de la vida: social, política, económica y culturalmente hablando.

Teniendo en cuenta los datos ofrecidos por el Instituto Cántabro de Estadística (ICANE), en Cantabria hay un total de 26.900 personas registradas con discapacidad. De estas personas, 9.100 contaban con empleo, mientras que 17.800 son inactivas. Esto, traducido a porcentajes, supone que un 66,17% se mantienen inactivos y el 33,83% activos.

Ángel Puente es sordo de nacimiento. Cuenta que sus barreras a la hora de comunicarse se extienden a toda una serie de actividades que para los demás pueden resultar cotidianas: "Yo necesito intérprete para ir al banco, al médico… Cualquier gestión", relata.

Considera que días como el 3 de diciembre deben utilizarse para reivindicar sus peticiones: televisión con subtítulos obligatoria o la adaptación a sus necesidades de los servicios y la administración pública (hospitales, ayuntamientos…) a través de la contratación de intérpretes. "Nosotros tenemos derecho a poder expresarnos en nuestro idioma, el lenguaje de signos debe ser reconocido como tal", pide.

Una lucha constante

Juan Carlos Castillo lleva desde los cinco meses de edad con sordera por una posible alergia a la penicilina, según le dijeron los médicos. Esto se traduce en una discapacidad de tipo sensorial del 66%. Una de sus principales quejas es que en el tema del empleo "hace falta mucha sensibilización por parte de los empresarios".

"Nosotros los discapacitados exigimos los mismos derechos de trabajo que las demás personas del mundo, queremos accesibilidad en los lugares tanto fuera como dentro, hacernos más fácil la vida y sentirnos cómodos como el resto del mundo”, exige. En referencia al Día Internacional de la Persona Discapacitada, Castillo aboga por una lucha constante "todos los días", no solo un día al año.

http://www.eldiario.es/norte/cantabria/sociedad/Discapacidad-lucha_constante-todos_los_dias_0_716378788.html
Leer más…