Veamos, llevo ya un año hablando y acercándome al mundo devotee .
Hasta ahora, supongo, tenía la concepción de que se trataban de personas que sentían atracción, básicamente sexual, por otras con discapacidad.

Seguramente no es lo más habitual, pero en este tiempo nunca me ha parecido de perturbados, ni algo pecaminoso ni pervertido. Sin embargo, tenía la sensación que socialmente era algo muy mal visto, razón por lo que a la mayoría le costaba reconocerlo.

En cinco días, mis ideas han empezado a tambalearse. Todo por un único motivo, el gran número de proposiciones «indecentes» que he recibido por parte de hombres que, os aseguro, se pueden considerar de todo menos devotee.
A lo mejor sólo por morbo. Quizás únicamente por curiosidad. Tal vez sea un fetiche.

Entonces, ¿realmente es algo tan raro y escabroso para tener que ocultar?
¿Qué diferencia un devotee de otro que no lo es?


¡Cada día estoy más confundida!

Etiquetas: devotee

Visitas: 1902

Responde a esto

Respuestas a esta discusión

Hola. Corazón. Me conoces me gusta ser directo sincero. 

El tema es larguisimo para conversar y vas a encontrsr tantas opiniones y pensamientos como colores. 

Pero en lo particular adoraria estar con una chica disca.. serle fiel bueno amoroso compañero y obviamente muy sexual...

Pienso que mientras las partes piensen que todo esta bien y somos felices asi... los de afuera son de palo.

Besos hermosa

Estimada MaDo, ya lo he comentado unas cuantas veces por aquí, pero como pasan los años y el publico se renueva, va una vez más. Si es por etiquetar, anóteme entre los "Devotee", es decir, una persona sin discapacidad alguna que se siente atraída hacia otra persona con algún tipo de discapacidad. De hecho, estoy a mes y medio de cumplir 13 años de matrimonio con una persona con secuelas de Espina Bífida y Mielomeningocele. Estoy en contra de la etiqueta por el simple hecho de que engloba a demasiados comportamientos algunos de ellos muy nobles y otros muy nefastos bajo un mismo techo.

Yo me di cuenta de mis "preferencias" siendo penas adolecente aunque no tenía demasiadas ideas de lo que era ni siquiera el sexo (siempre fuí caído del catre o santulón como guste llamarlo) pero ya notaba como ciertas cosas me llamaban mucho más la atención que las clásicas modelos o "chicas lindas" exhibidas en los medios como el estereotipo de belleza aceptada. Con el correr de los años y la llegada del entendimiento un poco más profundo uno se auto-cuestiona muchas de estas "preferencias" y se pregunta hasta que punto es moral, pero al fin y al cabo es inmanejable, era salir a la calle, ver una chica con muletas o en sillas y que no le alcancen a uno los ojos para intentar mirar lo más disimulado posible. Al ingresar al mundo de la Internet, algún día y de pura coincidencia me encuentro no solo con el término devotee sino con un montón de gente que compartía mi experiencia, era un mundo nuevo. No solo eso, sino que había personas con discapacidad interesadas en una relación. En ese proceso de descubrimiento, un hombre con discapacidad me pide una cita para hacerme una serie de preguntas intentando entender el fenómeno. Entablamos amistad y el es quien me presenta a quien hoy es mi esposa. Salimos unos meses, yo le conté de lo que sentía y de lo que había pasado, convivimos casi un año y luego formalizamos los papeles. De todo esto he llevado un largo aprendizaje, que intentaré resumir para no seguir con el "ladrillazo". Durante esos pocos meses que duró el noviazgo como tal, fui descubriendo que detrás de las muletas había una persona, que detrás de las dificultades había un instinto de superación, que más allá de que fue una cuestión de atracción romántica (que es una parte importante de lo que llamamos amor) había un proyecto en común de dos personas en intentar llevar el resto de nuestras vidas juntos. Y hago énfasis en PERSONAS, por que al cabo eso es lo que somos. Si entendemos esto, es tan simple como el que le gustan las rubias, pelirrojas, culonas, tetonas, flaquitas, XL, etc... Es simplemente una cuestión del estereotipo que uno tiene en la cabeza. Insisto, esta es mi experiencia personal y no todos somos iguales, puede haber casos donde exista el fetichismo y una atracción que sea poco saludable, tal vez exista gente así, yo aún no conocí a nadie así. Mi consejo, hay que conocer a que ser humano se tiene delante, y esto cuenta para ambas partes devotees y discas... La atracción (que insisto es parte importante) es el primer paso, luego viene el conocerse y el saber que una pareja puede conducirse hacia el éxito o hacia el fracaso es una construcción diaria que muchísimo difiere de la primera parte donde el romanticismo suple todas las deficiencias temporalmente. Espero le sirva este comentario.

No sé si me ha servido... lo que sí espero conocer a alguien como tú!! Un saludo

Guillermo dijo:

Estimada MaDo, ya lo he comentado unas cuantas veces por aquí, pero como pasan los años y el publico se renueva, va una vez más. Si es por etiquetar, anóteme entre los "Devotee", es decir, una persona sin discapacidad alguna que se siente atraída hacia otra persona con algún tipo de discapacidad. De hecho, estoy a mes y medio de cumplir 13 años de matrimonio con una persona con secuelas de Espina Bífida y Mielomeningocele. Estoy en contra de la etiqueta por el simple hecho de que engloba a demasiados comportamientos algunos de ellos muy nobles y otros muy nefastos bajo un mismo techo.

Yo me di cuenta de mis "preferencias" siendo penas adolecente aunque no tenía demasiadas ideas de lo que era ni siquiera el sexo (siempre fuí caído del catre o santulón como guste llamarlo) pero ya notaba como ciertas cosas me llamaban mucho más la atención que las clásicas modelos o "chicas lindas" exhibidas en los medios como el estereotipo de belleza aceptada. Con el correr de los años y la llegada del entendimiento un poco más profundo uno se auto-cuestiona muchas de estas "preferencias" y se pregunta hasta que punto es moral, pero al fin y al cabo es inmanejable, era salir a la calle, ver una chica con muletas o en sillas y que no le alcancen a uno los ojos para intentar mirar lo más disimulado posible. Al ingresar al mundo de la Internet, algún día y de pura coincidencia me encuentro no solo con el término devotee sino con un montón de gente que compartía mi experiencia, era un mundo nuevo. No solo eso, sino que había personas con discapacidad interesadas en una relación. En ese proceso de descubrimiento, un hombre con discapacidad me pide una cita para hacerme una serie de preguntas intentando entender el fenómeno. Entablamos amistad y el es quien me presenta a quien hoy es mi esposa. Salimos unos meses, yo le conté de lo que sentía y de lo que había pasado, convivimos casi un año y luego formalizamos los papeles. De todo esto he llevado un largo aprendizaje, que intentaré resumir para no seguir con el "ladrillazo". Durante esos pocos meses que duró el noviazgo como tal, fui descubriendo que detrás de las muletas había una persona, que detrás de las dificultades había un instinto de superación, que más allá de que fue una cuestión de atracción romántica (que es una parte importante de lo que llamamos amor) había un proyecto en común de dos personas en intentar llevar el resto de nuestras vidas juntos. Y hago énfasis en PERSONAS, por que al cabo eso es lo que somos. Si entendemos esto, es tan simple como el que le gustan las rubias, pelirrojas, culonas, tetonas, flaquitas, XL, etc... Es simplemente una cuestión del estereotipo que uno tiene en la cabeza. Insisto, esta es mi experiencia personal y no todos somos iguales, puede haber casos donde exista el fetichismo y una atracción que sea poco saludable, tal vez exista gente así, yo aún no conocí a nadie así. Mi consejo, hay que conocer a que ser humano se tiene delante, y esto cuenta para ambas partes devotees y discas... La atracción (que insisto es parte importante) es el primer paso, luego viene el conocerse y el saber que una pareja puede conducirse hacia el éxito o hacia el fracaso es una construcción diaria que muchísimo difiere de la primera parte donde el romanticismo suple todas las deficiencias temporalmente. Espero le sirva este comentario.

Lo más importante es lo que sientan uno por el otro, a los acuerdos que llegue para no lastimarse y así tener una relación sana en todo aspecto. 

Llevo muchos años en silla de ruedas y hasta apenas hace unos días me enteré de lo que es un devotee XD

A mi no me importaría salir con alguien que lo fuera, estaría bien conocer a alguien que piense que soy bonito, para variar XD

Responder a debate

RSS

© 2004 - 2020   Anundis.com :: Discapacidad :: Red Social   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio