Entre mis recuerdos busco aquél no muy distante cuando un día entre la soledad congelante surgió la esperanza para creer de nuevo en el amor. 

Para creer de nuevo en las buenas personas, para creer de nuevo en lo feliz que se puede llegar a estar con alguien, alguien que nos ayude, que nos apoye, que nos complemente, que no impulse a ser mejor, que nos motive a sacar lo mejor de nosotros.

Los que me rodean son una fuente continua de educación e inspiración sobre cómo quiero que sea mi relación, porque con ellos hay ocasiones donde se pone en práctica nuestra inteligencia emocional para asimilar y aprender tanto 

de nuestras experiencias 

como las de los demás.

Visitas: 181

Responde a esto

Respuestas a esta discusión

Dani, amijo. Me ha subido la azúcar, y no soy diabética. No sé, piénsalo. Dale un par de vueltas. Besis.

Pienso que nunca se debe de dejar de creer en el amor por que es lo que nos inspira a hacer lo que somos aunque el principal amor debe estar en uno mismo por que amarse a uno mismo es una historia de amor eterna que nos lleva a no solo ser felices nosotros sino a compartir esa felicidad con las personas que nos rodean. Excelente reflexión Daniel Carbajal 

Saludos 

Yo quiero confiar en eso, Pero...

Bello como idea del amor.

Responder a debate

RSS

© 2004 - 2021   Anundis.com :: Discapacidad :: Red Social   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio